El trabajar de noche podría estar relacionado con mayor riesgo cardiovascular

trabajo alerta

Aquellas personas que trabajan por las noches podrían tener un mayor riesgo de sufrir trastornos cardiovasculares y metabólicos, de acuerdo a un pequeño estudio realizado por la Escuela de Medicina de Harvard en Boston, Estados Unidos.

Este mayor riesgo sería como consecuencia de la alteración de los patrones sueño-vigilia y, a raíz de un consecuente desequilibrio hormonal que se produciría, el cual también incidiría en el metabolismo y en otras funciones del organismo, como son los niveles de glucosa en sangre.

Los resultados de este trabajo que se realizó sobre unos 10 voluntarios y se publicaron en la edición digital de la revista Proceedings of National Academy of Science.

El estudio consistió en que este grupo de participantes se sometieran a una prueba: durmieron y comieron durante distintos momentos del día y la noche, simulando incluso “días” artificiales de unas 28 horas. Así los investigadores descubrieron que estos participantes presentaban alteraciones significantes en sus hormonas de respuesta al estrés, sobre todo en la leptina, la cual regula la saciedad, la insulina y el cortisol.

Este grupo de científicos, liderados por Frank Scheer, encontró que estos individuos mostraban los mayores trastornos cuando sus ciclos de sueño-vigilia se desequilibraban en unas 12 horas, como ocurre en los casos de quiénes duermen durante las horas del día y trabajan por las noches.

Este desalineación circadiana también produjo que tres pacientes sin antecedentes de diabetes mostraran niveles de glucosa después de las comidas típicos de personas con una pre-diabetes. Los investigadores sugirieron al respecto que los niveles de cortisol inusualmente elevados al inicio del episodio de sueño durante la descoordinación circadiana podría causar un aumento de la resistencia a la insulina.

Así también los niveles más bajos de leptina descubiertos en esta descompensación circadiana aumentaban el apetito, lo que a su vez conllevaba a una disminución der los niveles de actividad, todo lo cual contribuye a la obesidad y al padecimiento de problemas cardiovasculares.

Los autores concluyeron entonces que estos efectos podrían explicar el mayor riesgo de obesidad, hipertensión y diabetes en los trabajadores que trabajan en turnos de noche.
Vía Europapress.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz