El tabaquismo de segunda mano se cobra unas 600.000 vidas al año

El tabaquismo pasivo es aún hoy en día un grave problema: según cálculos oficiales, por año mueren unas 600.000 personas víctimas del humo de segunda mano, muchos de los cuales son mujeres y niños, según denunció la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un reciente y amplio estudio que publicó la revista especializada The Lancet.

Aún más, una de cada 100 muertes registradas en el mundo está relacionada con la exposición secundaria al humo del cigarrillo. En total, de los 600.000 fallecimientos producto de esta causa, un 47 por ciento son hombres, mientras que los niños representan un 28 por ciento y las mujeres, un 26 por ciento.

A estos números, claro, hay que sumarles los más 5 millones de decesos producto del tabaquismo directo, es decir, del cigarrillo de primera mano.

Para llegar a estos números, un equipo encabezado por Annette Prüss-Ustün y por el español Armando Peruga revisó los datos del tabaquismo pasivo en 192 países de todo el globo (España incluida) correspondientes al año 2004 -el último del que existen estadísticas disponibles-.

Los autores advirtieron que el mayor problema es cuando el lugar de humo es el propio hogar: esto se da mucho en el caso de los niños, quienes “no tienen la capacidad de evitar a sus fuentes de contaminación, que suelen ser familiares cercanos”.

La cuestión está en que “nada menos que el 88 por ciento de los padres fumadores lo hace en su propia casa, y el 80 por ciento cerca de sus hijos”, denunciaron en un comentario en la misma publicación Heather Wipfli y Jonathan Samet, del Instituto de Salud Global de California (en Los Angeles, EEUU).

En este sentido, Armando Peruga, coordinador de la Iniciativa Libre de Humos de la OMS, dijo que como no se puede regular por ley el tabaquismo en los hogares, hay que reforzar las campañas de salud pública para prohibirlo en los lugares públicos.

“Está demostrado que si se incentiva al fumador a que abandone su hábito en los bares o en el trabajo, esto se traslada también al hogar. Un 60-70 por ciento desea dejar de fumar y la prohibición de hacerlo en lugares públicos repercute también para que no fume en casa”, añadió.

Si bien en los niños el tabaquismo de segunda mano sería menos letal que en las mujeres, sí les resta años de vida, y les suma infecciones respiratorias infantiles, lo que es potencialmente peligroso, destacó Peruga.

De hecho, las cifras son significativas: el tabaquismo pasivo mata a 165.000 menores por infección de las vías respiratorias cada año, a casi 37.000 adultos por el asma y a otros 380.000 por una enfermedad coronaria (patología isquémica).

Finalmente, el informe señaló que sólo un 7,4 por ciento de la población mundial vive en un territorio donde hay una legislación totalmente libre de humo.

Es probable que en España a partir del 2 de enero próximo entre en vigencia la nueva ley antitabaco

.

Vía Elmundo.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz