El síndrome del ojo seco y la contaminación, una relación estrecha

El síndrome del ojo seco y la contaminación, una relación estrecha 1

El ojo seco es un problema que afecta cada vez a más personas: los monitores, las pantallas y la vida actual nos hacen más vulnerables frente a este molesto síndrome. Según se detalló en la última edición de la Reunión Anual de la Academia Americana de Oftalmología, hay otro factor muy contemporáneo que está influyendo: los altos niveles de contaminación del aire de las ciudades.

Para llegar a estas conclusiones, los expertos estudiaron a más de 600.000 personas de distintos puntos geográficos de los Estados Unidos: los individuos que vivían en los alrededores de Chicago y de Nueva York resultaron ser entre tres y cuatro veces más propensos a ser diagnosticados de ojo seco que los que habitaban en regiones más alejadas de las grandes ciudades.

El síndrome de ojo seco es un trastorno que surge ante una deficiencia en la producción de lágrimas y que se calcula es sufrido por unos 4 millones de personas en los Estados Unidos, afecta en su mayoría a personas de más de 50 años. Los síntomas pueden ser realmente molestos y afectar la calidad de vida, el rendimiento laboral y las actividades diarias.

Del análisis que se realizó sobre los datos de la Administración Nacional de Veteranos, el Centro Nacional de Datos Climáticos y de la NASA, se comprobó una mayor prevalencia (del 17 al 21 por ciento) de este síndrome en las ciudades más urbanas y/o industrializadas como Nueva York, Chicago, Los Ángeles y Miami.

Pero además, se observó que el riesgo de síndrome de ojo seco fue un 13 por ciento mayor en los hogares ubicados a una gran altitud.

Los expertos reunidos en Nueva Orleans con motivo de este encuentro anual han coincidido en que los médicos de atención primaria y los profesionales deben tomar en cuenta esta relación entre las condiciones del ambiente en el que se vive y el ojo seco, e incluir una historia ambiental en la evaluación de pacientes con dicho síndrome.

Finalmente, vale recordar que los síntomas del ojo seco pueden ir desde un ardor o escozor hasta un lagrimeo excesivo. En la mayoría de los casos, las personas se sienten incómodos al ver televisión, leer, al estar frente al ordenador o al trabajar durante muchas horas.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz