El riesgo cardiovascular puede reducirse con hábitos de vida saludables

El 14 de marzo pasado fue el Día Europeo de Prevención de Riesgo Cardiovascular, uno de los principales causantes de muerte en el mundo. Según estadísticas oficiales, cerca del 80 por ciento de los infartos se evitaría con un control adecuado de los factores de riesgo cardiovascular clásicos y otros descritos en los últimos años.

En España, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte, así como también en Europa. Justamente, para crear consciencia sobre la temática y difundir las formas de prevención, se celebran estos días.

Las campañas al respecto parecen haber tenido su efecto, ya que si en 2010 las defunciones en España vinculadas con el sistema circulatorio representaban el 31,2 por ciento del total, en 2011, fueron del 30,5 por ciento. Aunque leve, un descenso al fin.

La segunda causa de muerte en el país es el cáncer (28,2 por ciento de las muertes) y, la tercera, las enfermedades respiratorias (10,9 por ciento).

Por sexo, las mujeres parecen ser más vulnerables: los fallecimientos fueron 275,1 por 100.000 en el caso de las féminas (año 2011), y 237,3 por 100.000, en el de los hombres. Según el Instituto de Estadísticas, ambas tasas se redujeron en comparación con las de 2010.

Desde la Sociedad Española de Cardiología (SEC) se ha querido resaltar la importancia del cambio de ciertos hábitos de vida para reducir el riesgo cardiovascular: en principio, mejorar la dieta

y la nutrición, seguido por la práctica de ejercicio, y por el abandono del hábito tabáquico (no fumar), la pérdida de peso (cuando hay exceso) y la moderación en el consumo de alcohol.

Con medidas sencillas, que no son más que hábitos de vida saludables, se puede lograr mucho en materia de prevención de trastornos cardiovasculares.

Recordemos entonces los “factores de riesgo clásicos” a los que aluden los especialistas, altamente prevenibles y modificables con un estilo de vida adecuado: obesidad, el sedentarismo, tabaquismo, hipertensión, diabetes y/o tener altos niveles de lípidos en sangre.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz