El problema de la mala circulación en las piernas

El problema de la mala circulación en las piernas 1

La mala circulación de las piernas es un trastorno bastante frecuente que si bien se da tanto en hombre como en mujeres, es más frecuente en estas últimas y, sobre todo, en la edad adulta.

Los problemas circulatorios en los miembros inferiores devienen cuando las venas están incapacitadas para realizar eficientemente el retorno venoso hasta el corazón, entonces surgen las denominadas “arañitas” o incluso várices.

Según datos estadísticos, este problema afecta a más del 65 por ciento de los pacientes que son atendidos en los centros de Atención Primaria y es una patología muy frecuente.

Las paredes de las venas tienen unas válvulas diminutas que se abren y se cierran, y que, controlando la presión y el flujo sanguíneo y ayudadas por los músculos, impulsan la sangre hasta el corazón“, explican los expertos.

Sin embargo, “si las venas pierden elasticidad y se deforman, estas válvulas no cierran bien, y la sangre, atraída por la fuerza de la gravedad, se acumula en las piernas“, se prosiguió.

De aquí que se empiece a sentir pesadez y las piernas se hinchen, con calambres musculares y hormigueos en ciertos casos, o aún peor, molestias al caminar.

Si bien no es algo esencialmente grave si se torna crónico puede sí llevar a un problema mayor, ya que puede deteriorar la calidad de vida personal y laboral de las personas.

Para favorecer la circulación en los miembros inferiores habrá que tratar de mantenerse lo más activo posible. Además, toma nota de los siguientes consejos:

*Evita mantenerte de pie durante largos períodos.

*Realiza ejercicio de forma regular. Camina, trota, anda en bicicleta o cualquier otra actividad que te permita moverte por un buen rato.

*Cuida tu alimentación, que sea sana, natural y equilibrada.

*Al dormir, de ser posible, eleva la zona de las piernas unos 15 centímetros.

*Recurre a ligeros masajes para reactivar la circulación.

*Las duchas de agua fría también favorecen el retorno venoso.

*Procura no utilizar ropa muy ceñida.

*El excesivo calor o la depilación con cera, no están recomendados.

Factores de riesgo

*Componente hormonal (las mujeres tienen más predisposición).

*Edad avanzada y antecedentes genéticos.

*Sobrepeso u obesidad.

*Sedentarismo.

*Una mala alimentación.

*Trabajos o actividades que impliquen estar muchas horas de pie.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz