El placer de una ducha caliente

ducha_caliente

Una ducha caliente puede hacer mucho por nosotros, por nuestro bienestar: sea que busquemos sólo reconfortarnos o entrar en calor antes de salir a hacer nuestro trote diurno (sobre todo cuando hacer frío), o para recuperarnos y relajarnos luego de nuestra rutina de ejercicios: nada mejor que una ducha de agua caliente y bien abundante.

Del mismo modo, una ducha caliente es ideal para aliviar los síntomas de un resfriado: tanto el agua como el vapor son una descongestivo natural, lo que puede aliviar la molestia en la nariz y en los senos paranasales también. Si te sientes un poco afiebrado, recuerda que una ducha con agua caliente podrá serte de gran ayuda.

Otro beneficio: quedarse parado debajo de la caída copiosa y tibia del agua también puede ser de gran alivio para un cuello y/o espalda contracturados, el calor relaja los músculos y libera de las tensiones. Asi que si has venido de la oficina todo contracturado, una buena idea sería que te regalases una ducha caliente y dejes caer el agua sobre tus cuello y espalda por unos diez minutos o por todo el tiempo que quieras.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

1 Comentario on "El placer de una ducha caliente"

avatar

Ordenar por:   Nuevos | Antiguos | Más Votados
batu
Invitado
batu
9 año 29 días atrás

Mi madre siempre decia VAMOS HIJA SALI YA DE LA DUCHA QUE TE VAN A SALIR ESCAMAS!!!!!!!,y hoy en dia con 29 años sigo igual,la hora y med debajo del agua hirviendo no me los quita nadie es mi pequeño momento.

wpDiscuz