El importante papel del farmacéutico en situaciones de urgencia

Las oficinas de farmacia son establecimientos sanitarios privados de interés público, los cuales se encuentran sujetos a la planificación sanitaria establecida por la comunidad autónoma a la que pertenecen según la normativa española. El propietario de este tipo de establecimiento es el farmacéutico titular, que puede contar con la ayuda de auxiliares o ayudantes.

El farmacéutico se encarga de prestar ciertos servicios a los ciudadanos, entre los cuales figuran algunos esenciales y básicos: la responsabilidad de las recetas médicas proporcionadas a los pacientes, la atención en el núcleo donde estén situada la farmacia, la custodia, el control y la vigilancia de las recetas médicas otorgadas, la adquisición, la custodia, la conservación y la dispensación de los productos sanitarios y medicamentos, etcétera.

El importante papel del farmacéutico en situaciones de urgencia 1

¿Qué otros servicios prestan los farmacéuticos?

Además de los servicios mencionados anteriormente, los farmacéuticos también prestan otros menos obvios, como los de actuar y proporcionar atención a los pacientes en situaciones de emergencia.

El papel de los farmacéuticos resulta fundamental ante ciertos casos en los que los ciudadanos encuentran la farmacia de forma más accesible que un centro de salud. Y es que la labor que ejercen los profesionales de las farmacias de guardia en estas situaciones de urgencia es clave.

¿Qué otras funciones tienen las farmacias?

Las farmacias también se encargan de elaborar preparados oficinales y fórmulas magistrales, siempre bajo los controles y los procedimientos establecidos. En estos establecimientos también se ofrece información a los pacientes y, además, se realiza el seguimiento de los tratamientos farmacológicos a los mismos.

Las farmacias colaboran en todos los programas promovidos por las administraciones sanitarias relativos a la prevención de las enfermedades, a la protección y promoción de la salud, a la educación sanitaria, así como a la garantía de calidad de la asistencia farmacéutica y de la atención sanitaria en general.

Las farmacias de guardia gallegas y sus problemas en el entorno rural

La crisis económica provocó que muchas farmacias gallegas entraran en un periodo de recesión debido tanto a la caída de las ventas de productos parafarmacéuticos como a la de los precios de los medicamentos que se dispensaban con receta.

Las farmacias más perjudicadas fueron las del entorno rural, las cuales se vieron afectadas sobre todo por la llegada de la receta electrónica, que provocó que los ciudadanos no se desplazaran a los municipios donde están los centros de salud y, por consiguiente, la venta de medicamentos en las farmacias que se encuentran ubicadas en dichos municipios disminuyó drásticamente.

Los datos dejan muy clara la situación: la caída de la farmacia en España ha sido de aproximadamente un veinte por ciento, en Galicia de un treinta por ciento y en las farmacias rurales de un cuarenta a un sesenta por ciento. Todo ello ha provocado que los beneficios de muchas farmacias en A Coruña decaigan de manera considerable.

Sin embargo, parece que poco a poco se va dejando atrás la etapa de las vacas flacas, y es que actualmente hay más de mil trescientas farmacias por toda la comunidad autónoma, además, la Xunta tiene pensado abrir unas decenas más con el fin de garantizar la atención adecuada a los ciudadanos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz