El hablar una segunda lengua podría retrasar el Mal de Alzheimer

El hablar un segundo idioma podría contribuir a retrasar el desarrollo del mal de Alzheimer, ya que el proceso y la práctica harían ejercitar el cerebro de manera valiosa, según dijeron científicos canadienses.

Si bien la investigación realizada se centró en las personas que han sido bilingües desde hace mucho tiempo, los expertos creen que incluso las personas que aprenden una nueva lengua en su vejez también pueden verse beneficiadas y protegidas frente al deterioro cognitivo.

Si bien cuanto “más hábil sea alguien en el manejo de otra lengua“, mejor será, “todo sirve de ayuda“, dijo al respecto Ellen Bialystok, profesora de psicología de la Universidad de York, en Toronto.

La mayor parte del estudio realizado sobre el bilingüismo se centró en niños pequeños, y se encontró que los que aprendían dos lenguas en vez de una tenían un cerebro que parecía volverse “más flexible y más capaz de realizar varias tareas a la vez“.

De este modo, y a medida que crecían, se observó que sus cerebros mostraban un mejor “control ejecutivo, característica que permite un mejor funcionamiento, según señaló Bialystok, “es la parte más importante de la mente”.

La experta estudió a 450 pacientes con Alzheimer, todos con un igual nivel de deterioro al inicio del trabajo. Mientras que la mitad de ellos había hablado dos idiomas durante la mayor parte de sus vidas, la otra mitad sólo había hablado su lengua materna.

Así, los resultados más relevantes fueron: los pacientes bilingües habían presentado síntomas de Alzheimer y se les había diagnosticado la enfermedad entre cuatro y cinco años más tarde que los monolingües.

Es decir que en vista de estos resultados, el hablar dos lenguas no evitaría que alguien tenga Mal de Alzheimer -o, al menos, no se estudió en esta ocasión- pero sí lo retrasaría y, una vez que la enfermedad se inicia, esos años de “control ejecutivo” le ofrecerían una gran protección para que los síntomas no se manifiesten tan rápido, señaló Bialystok.

Por otro lado, la profesora de psicología Teresa Bajo, de la Universidad de Granada en España, dijo que los pacientes bilingües tienen esencialmente ambas lenguas “encendidas” todo el tiempo, pero que el cerebro aprende a inhibir la que no es necesaria.

Otra experta, Janet Werker, psicóloga de la Universidad de Columbia Británica se encuentra estudiando a niños expuestos a dos idiomas desde su nacimiento para ver por qué no confunden ambos, y ha añadido al respecto que los bebés bilingües aprenden muy pronto a prestar más atención que otros pequeños.

Vía Yahoo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz