El Día Mundial de la Salud 2009: seguridad en hospitales y preparación del personal en casos de emergencia

oms medidas antitabaco

Hoy, 7 de abril, se celebra el Día Mundial de la Salud y en esta ocasión, se centrará en la seguridad de los establecimientos de salud y la preparación del personal sanitario que atiende a los afectados en situaciones de emergencia. En esta edición, la Organización Mundial de la Salud (OMS) propone una serie de medidas para que todos los hospitales, en cualquiera sea su contexto y más allá de los recursos con los que disponga, puedan ser seguros en situaciones de emergencia.

Una vida, en una situación extrema, no puede ser salvada si no se cuenta con la atención sanitaria necesaria. Según estadísticas, en ocasiones de emergencia importante, tales como las ocurridas a causa de terremotos o inundaciones, hay países que han llegado a perder hasta el 50 por ciento de su capacidad hospitalaria, justo cuando más necesario era.

Además de estar relacionado con un aumento en las pérdidas de vidas, y de potenciar el sufrimiento, el quebrantamiento de los servicios de salud durante una emergencia puede provocar protestas generalizadas, en especial cuando se cree que la mala calidad de las construcciones y el incumplimiento de las normas de construcción son su razón.

En realidad, no es tan costoso construir hospitales capaces de soportar  los movimientos sísmicos o el impacto de las inundaciones, o incluso, menos cuesta modernizar las instalaciones ya existentes para que los servicios puedan seguir prestándose en momentos críticos. Asimismo, integrar en los planes hospitalarios un programa de gestión de riesgos y preparación para emergencias también supone un costo insignificante.

Aparte de un emplazamiento seguro y una construcción resistente, una planificación adecuada y la realización previa de simulacros de emergencias pueden contribuir a mantener las funciones esenciales en los momentos en los que más se las necesitan.  

Los distintos tipos de emergencias conllevan distintos tipos de lesiones, tales como traumatismos por aplastamiento en el caso de los terremotos o hipotermia en el de las inundaciones, con sus correspondientes necesidades específicas en cuanto a formación y suministros. Esas necesidades pueden preverse con antelación, y la capacidad para hacer frente a un gran aumento de la demanda puede adaptarse para responder a éstas.

Para poder cumplir con todo esto es necesario pensar y planificar de cara al futuro, y de forma inteligente. Si quieres obtener más información sobre este tema y las propuestas de la OMS puedes hacerlo en su website.

Vía Yahoo.com.ar

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz