El consumo de hamburguesas y pollo frito, también asociado con mayor riesgo de diabetes 2

Las hamburguesas y el pollo frito, dos de los menúes más representativos de los locales de comida rápida, además de ser una fuente altísima de grasas, también elevarían el riesgo de sufrir diabetes tipo 2, condición que está relacionada con la obesidad.

Según un reciente estudio elaborado por especialistas de la Universidad de Boston de Massachusetts, reducir el consumo de este tipo de comidas reduciría el riesgo de desarrollar este desorden en la edad adulta tan vinculado con el sobrepeso y la obesidad.

La doctora Julie Palmer, de dicha Institución, y un grupo de colegas encontraron que las mujeres de raza negra que comían hamburguesas o pollo frito una dos veces por semana tenían un riesgo mayro de desarrollar diabetes tipo 2 durante los diez años siguientes de entre un 40 y un 70 por ciento mayor.

De acuerdo al reporte que salió publicado en American Journal of Clinical Nutrition, este equipo de investigación observó el consumo de comida rápida, el estilo de vida y el desarrollo de la diabetes en 44.072 mujeres negras que completaron cuestionarios bienales, desde 1995.

De este modo, encontraron que aquéllas que en 1995 y nuevamente en el 2001, habían asegurado que nunca consumían comida rápida, tenían menor índice de masa corporal (IMC) que quiénes sí lo hacían, y en especial, hamburguesas, pollo y pescado frito, más de una vez por semana.

Recordemos que el índice de masa corporal es una medición estándar usada para evaluar la circunsferencia de cintura de la persona y evaluar así si está excedida o no: un IMC normal se ubica entre los 18,5 y los 24,9 puntos.

Así encontraron que las mujeres que comían este tipo de comida, no sólo tenían un IMC claramente superior al recomendado, de 28 ó 29, lo que indica exceso de peso, sino que sucedió que este grupo aumentó más de peso durante el estudio.

En diez años, unas 2.873 mujeres desarrollaron diabetes, y los expertos observaron una mayor probabilidad del desorden ligado con el azúcar en sangre en las consumidoras de hamburguesas y pollo frito, pero no en las de otras comidas rápidas.

La ingesta excesiva de comida rápida explicaba la mayoría de los casos de diabetes. Los autores de este trabajo, sugirieron que es posible hallar asociaciones similares en hombres y mujeres. Y concluyeron que es necesario que se realicen más investigaciones sobre esta relación entre la comida rápida y la diabetes-

Fuente Yahoo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz