El consumo de comida chatarra podría crear adicción

De acuerdo a los resultados de un estudio realizado por científicos del Instituto de Investigación The Scripps de Florida (Estados Unidos) sobre ratas, ingerir la comúnmente denominada “comida chatarra” podría ser altamente adictivo, tanto como la nicotina o, incluso, como la cocaína.

Esta situación adictiva puede llevar a una ingesta compulsiva y, en consecuencia, a obesidad, según se alertó en el artículo publicado en la revista especializada Nature Neuroscience.

El trabajo concluyó que el consumo excesivo de comida con alto nivel calórico podría provocar en el cerebro respuestas similares a la adicción a otras sustancias, y convertir a las ratas (animales sobre los que se efectuó el estudio) en “comedoras compulsivas”.

Si bien aún quedaría corroborar estos resultados en los seres humanos, los hallazgos podrían abrir nuevas líneas de investigación y ayudar a desarrollar tratamientos para tratar la obesidad, se adelantó.

Básicamente, para llevar a cabo este trabajo de investigación, los expertos dividieron a los roedores en tres grupos: uno que llevaba adelante una dieta saludable y equilibrada, otro que si bien consumía comida saludable también tenía acceso a alimentos de muchas calorías durante una hora al día, y un tercer grupo que era alimentado con una dieta saludable a la vez que tenían acceso ilimitado a alimentos de alto contenido calórico.

Las ratas del tercer grupo desarrollaron una preferencia por los alimentos con muchas calorías, las masticaban durante todo el día y en poco tiempo comenzaron a padecer de obesidad, explicó Paul Kenny, científico involucrado en el trabajo, en una entrevista telefónica.

Además, los investigadores detectaron un descenso de los niveles de un receptor específico de dopaminas -una sustancia química del cerebro que genera un sentimiento de gratificación- en las ratas con sobrepeso, el mismo que se encuentra en los humanos adictos a las drogas, según se resaltó en el artículo.

“La obesidad puede ser una forma de comer compulsivamente. Otros tratamientos en desarrollo para otras formas de compulsión, como la adicción a las drogas por ejemplo, podrían ser muy exitosos en el tratamiento de la obesidad”, finalizó Kenny.

Vía Yahoo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz