El abuso del alcohol puede llevar a 60 enfermedades, advierten expertos

Dentro de los hábitos muy poco saludables y más arraigados dentro de la sociedad actual, junto con el tabaquismo, figura el alcohol: son muchos los adolescentes y jóvenes que toman bebidas alcohólicas, hábito que continúa en la edad adulta, como si esto no tuviese sus consecuencias, y lo cierto es que las tiene, y graves.

Para hacerse una idea más acertada, el consumo excesivo de bebidas alcohólicas implicar mayor riesgo de sufrir hasta 60 enfermedades, tanto físicas como psicológicas.

Sólo en España, hay cerca de 200.000 personas (173.600 hombres y 28.410 mujeres) que sufren dependencia del alcohol, según datos de la Encuesta Mundial sobre Salud Mental del año 2001 (últimos disponibles). Es decir que 1,2 por ciento de los hombres y 0,2 por ciento de las mujeres españolas, de entre 18 y 64 años, tiene problemas con el alcohol.

Hasta ahora los hombres son tres veces más propensos a padecer una adicción por alcohol que las mujeres, sin embargo se ha empezado a notar en los últimos años un crecimiento de este mal hábito en el sexo femenino.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya se habla de un consumo excesivo de alcohol cuando éste se sitúa entre los 40 y 60 gramos de alcohol puro al día, en el caso de los hombres, y en 20-40 gramos, en el de las mujeres. Para hacerse una idea: una copa de vino o una caña de cerveza contiene 10 gramos de alcohol puro mientras que un combinado aporta 20.

Entre la población, el mayor consumo de bebidas alcohólicas se da entre los hombres de 35 a 45 años, aunque en otros grupos etáreos también es alarmante.

En cuanto a los problemas que el abuso del alcohol puede acarrear para la salud humana, el doctor Josep Guardia, psiquiatra de la Unidad de Conductas Adictivas del Hospital de la Santa Creu I Sant Pau (Barcelona), indicó que puede ocasionar problemas en el hígado, páncreas o estómago así como en el sistema nervioso central y periférico. Además de una mayor vulnerabilidad para las infecciones, trastornos psiquiátricos como ansiedad, depresión o insomnio e incluso llevar a disfunción sexual.

Guardia destacó al respecto que es una pena que las personas con este tipo de problemas no pidan “ayuda y, cuando lo hacen, es por otras enfermedades o trastornos psiquiátricos“. Entonces, los médicos de Atención Primaria derivan a los pacientes a los especialistas: “Al médico se le escapa que detrás de aquel problema había un consumo excesivo de alcohol“.

Según Guardia, se acumulan “obstáculos diversos que no permiten que la persona llegue al servicio especializado“. Por ello, el doctor consideró importante que los hospitales generales tengan un servicio especializado en el diagnóstico y tratamiento de la dependencia del alcohol.

Pero lo cierto es que, en el conjunto de la Unión Europea, solo el 10 por ciento de las personas con dependencia al alcohol recibe tratamiento, un porcentaje muy bajo.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz