Ejercicios para una buena rutina de espalda

Unos dorsales grandes son imprescindibles para tener un torso rocoso y contundente, esto está más que claro. Ya sea de frente o de espalda, un torso masculino debe contar con una espalda ancha y fuerte.

Para poder tener unos dorsales y unos romboides que queden muy bien compenetrados con todo el torso, hay ejercicios básicos que debemos incluir en nuestra rutina de espalda, y trabajarla de forma frecuente durante al menos, dos veces a la semana. Quédate con esta lista de ejercicios que no puedes pasar por alto, y que te ayudarán a tener una espalda muy, muy fuerte.

Dominadas: Un ejercicio básico que trabaja toda la espalda y brazos, centrado sobre todo en ensanchar la espalda y aumentar el volumen de la misma. Si no puedes hacer dominadas por falta de fuerza, puedes realizar jalones en polea alta.

Remo: Preferiblemente en barra y sin poleas, es el mejor ejercicio para trabajar los romboides, aunque también ayuda para ensanchar la espalda y trabajar de forma directa los dorsales.

Peso Muerto: Un básico de la espalda, el más duro de todos y el más difícil de hacer, aunque el que más beneficios reporta a largo plazo. Es un ejercicio muy anabólico, ya que entrena todo el cuerpo con especial énfasis en dorsales y romboides.

Pull-over: A pesar de que está clasificado como un ejercicio de pecho, el pullover con mancuerna trabaja tanto los pectorales como los dorsales, ya que implica todo el torso para su realización.

En general, con estos ejercicios puedes armar una excelente rutina de espalda, donde los beneficios están más que garantizados.

Vía: Más fuerte que el hierro | Librodieta

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniel

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz