Dolor de rodilla: causas, tratamiento y prevención

 

El dolor en la rodilla se puede ocasionar por algunos tipos de enfermedades o condiciones que afectan a la articulación de la rodilla, los tejidos blandos y los huesos que la rodean o sus nervios.

La articulación de la rodilla es la más afectada por enfermedades reumáticas y la artritis, en mayor medida porque es una de las articulación que más soporta todo el cuerpo, sobre todo si se está excedido de peso. Es la principal fuente de dolor junto a las lesiones comunes.

La artritis es la inflamación de una articulación y su tratamiento es específico para cada tipo. Las personas que la padecen, saben que el dolor y el malestar pueden llevar a la persona a requerir un reemplazo de rodilla total, que se realiza en última instancia. Se trata de la cirugía de reemplazo de rodilla, que permite al paciente recuperar gran parte de su movilidad.

La artritis puede provocar  también una acumulación líquido que se denomina un quiste y que se ubica detrás de la rodilla. Es llamado el quiste de Baker y produce un dolor muy fuerte en la parte posterior de la rodilla.

Las lesiones comunes se generan al realizar una determinada actividad deportiva, y puede generar una dolencia en los ligamentos de la rodilla, causándonos malestar y molestias al caminar.

Tratamientos y prevención

El tratamiento del dolor de rodilla depende totalmente de la causa del problema, por lo que deberemos estar seguros de antemano de cuál es exactamente la causa. Si no la sabemos, buscaremos la guía de un médico.

El primer tratamiento se basa en el reposo, para evitar que la inflamación empeore y, a su vez, disminuya. Lo que aliviará esa sensación molesta de ardor es la aplicación de hielo o calor.

Es importante que siempre que vayas a realizar alguna actividad deportiva, realices los estiramientos correctos y consultes a tu médico sobre el tipo de medicación que puedes consumir para evitar o calmar el dolor.

Sin embargo, la idea no es sólo paliar las molestias en las rodillas, sino tratar de curarlas. Es por eso que debes llevar a cabo el más cierto de los dichos que nos decían nuestros abuelos “más vale prevenir, que curar”.

Vía: guíadolor.com

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz