Dolor de cuello y hombros: ejercicios para aliviarlo

Dolor de cuello y hombros: ejercicios para aliviarlo 1

El dolor de cuello y hombros es usual en muchas personas, se cree que siete de cada diez lo padecen en todo el mundo. Las causas pueden ser varias, desde una postura inadecuada hasta un mal movimiento puede ser el motivo del dolor en esa parte del cuerpo. En el siguiente artículo, vamos a conocer cuáles son los músculos involucrados en estas molestias y cómo debes hacer para mejorar tu situación.

Funciones de los músculos

En este caso, vamos a hablar de la función de los músculos del cuello y de los hombros, que se encargan de soportar el peso de la cabeza y permiten realizar muchos movimientos, como girar la cabeza en todas las direcciones posibles. En estos pequeños movimientos, intervienen los músculos, junto con los tendones, los huesos y los nervios.

El músculo trapecio

El dolor en el cuello y los hombros es provocado por el trapecio, que puede ser -algunas veces- el culpable de los dolores de cabeza en la parte posterior.

Dolor de cuello y hombros: ejercicios para aliviarlo 2

El trapecio es un músculo de gran tamaño, cubre la parte superior de la espalda, los hombros y la parte posterior del cuello.

Por otro lado, trabaja junto con los músculos del cuello y la parte superior de la espalda, que realizan un trabajo en conjunto para soportar la cabeza y colabora con los hombros para estabilizar y mover las escápulas -paletillas u omóplatos- y la articulación del hombro.

Algunos ejercicios para fortalecer hombros y cuello

1- Encoge los hombros como si quisieras tocar tus orejas con ellos, mantenlos así unos segundos y luego relájalos. Repite este ejercicio varias veces y cada media hora.

2- Empuja tus hombros hacia atrás, como si quisieras hacer que tus dos escápulas se tocaran. Toma esa postura por un segundo y vuelve a su posición normal, repite varias veces seguidas.

3- Algunos ejercicios con pesas te ayudan a fortalecer cuello, hombros y espalda.

4- Coloca tu mano a un lado de tu cabeza y trata de empujarla, mientras tu cabeza se resiste, repite del otro lado.

5- Coloca tu mano sobre tu frente y empuja hacia atrás, y luego en la parte posterior de la cabeza, para empujarla hacia delante, mientras ejerces resistencia.

6- Mueve la cabeza hacia un lado y luego hacia el otro, como si quisieras ver lo que hay a tu derecha y tu izquierda sin mover el cuerpo.

7- Empuja tu barbilla hacia atrás y un poco hacia abajo para relajar los músculos de los lados del cuello.

8- Aprende más ejercicios de brazos y hombros.

Vía: motivación.about

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz