Dolor de cabeza: ¿mayor incidencia en verano?

Dolor de cabeza: ¿mayor incidencia en verano? 1

Con el verano puede darse una mayor incidencia de los dolores de cabeza, lo que puede ser realmente fastidioso durante las vacaciones. Así también, el sufrir de cefalea tiene sus repercusiones negativas sobre la vida cotidiana y laboral.

Lo cierto es que en vacaciones, con el calor, y más allá del menor estrés que implica el estar de vacaciones, las cefaleas no solo no se reducen sino que incluso parecen aumentar.

Como bien se alertó desde el Instituto Universitario USP Dexeus, Barcelona, los cambios de hábitos del verano pueden incrementar la frecuencia con que aparece el dolor de cabeza.

Si bien los motivos son varios, el sol y el mayor calor parecen ser los factores obvios, y determinantes. Pero también pueden tener relación otros cambios de hábitos, que te contamos a continuación:

*Cambios en la rutina del sueño: el que haya más horas con luz y menos oscuras, también altera la segregación de las hormonas y el sueño, lo que también tiene puede propiciar a los dolores de cabeza.

Durante el invierno, la segregación de melatonina se da hacia medianoche y como único pico, mientras que en verano se producen dos picos, uno a la misma hora y otro hacia las 6 horas. Esto puede llevar a un sueño más liviano e, incluso, a despertares nocturnos.

*Cambios de hábitos y de alimentación: el abandono transitorio de las rutinas (como llevar a los más pequeños al colegio) y el aumento en el consumo de alimentos que pueden provocar dolor de cabeza. La ingesta de bebidas alcohólicas también puede predisponer a sufrir esta molestia.

*Exposición prolongada al sol: si pasamos muchas horas al sol, la cefalea puede ser producto de una insolación, lo que no es de descuidar. En este caso, se da sobre todo en la frente, y se acompaña con náuseas y visión borrosa, además de un estado de malestar general.

*Luz intensa del sol: el cerebro es sensible a la estimulación sensorial, y la luz, recordemos, es uno de los estímulos más fuertes.

*Viajar: el mero hecho de viajar puede llevar a dolores de cabeza. La propia tensión, el traslado en sí, la organización del viaje y las exigencias que muchas veces nos ponemos a nosotros mismos puede desencadenar en una cefalea.

*Otro posible factor que puede llevar a dolor de cabeza son los estímulos fríos causados por un cambio brusco de la temperatura corporal, que puede darse al tomar un helado o una bebida muy fría.

Esta cefalea está directamente relacionada con el verano, y afecta a la parte inferior y anterior del cerebro. Es un dolor brusco, violento, similar a un latigazo. Por lo general, son dolores de cabeza de poca duración, y no suponen mayor complicación.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz