Diez claves para comer con consciencia

Diez claves para comer con consciencia 1

La clave para no engordar, y para tener bajo control lo que comemos, está en ser conscientes a la hora de sentarnos a la mesa. En el libro “Eat, Drink & Be Mindful”, la doctora Susan Albers resume en diez claves cómo iniciarse en el proceso de comer de manera consciente, con plena atención puesta en el acto de comer, en el “aquí y ahora”.

Las claves

-Parar de comer cuando uno ya se siente lleno.

-Comer solo cuando se tiene hambre (no cuando se siente angustiado o en relación a otras emociones).

-No picotear ni comer a deshoras.

-Saborear cada bocado.

-Masticar bien cada trozo que se coloca en la boca. Comer despacio.

-Pensar en qué nutrientes ingerimos con las elecciones y cómo impactan en el cuerpo, si positiva o más bien negativamente.

-No realizar otras tareas mientras se come. Cuando se come, se come.

-Si se siente satisfecho, poder dejar comida en el plato sin culpa. No comer de más porqué sí.

-No juzgarse ni “torturarse” cuando, de manera eventual, o por determinado motivo, se ha comido en exceso.

– Reconocer cuándo se está comiendo de forma consciente: sentir cómo crujen los alimentos, el sabor, el arome, las texturas, etc.

Comer de manera consciente no significa limitar el consumo de alimentos ni seguir una dieta restrictiva“, sino que persigue justo lo contrario; convertir la comida “en algo para disfrutar, en lugar de en una tentación o en un signo de arrepentimiento“. Así lo explicó Jan Chozen Bays, pediatra especialista en comportamiento alimentario, en su libro “Mindful Eating: A Guide to Rediscovering a Healthy and Joyful Relationship with Food”.

Bays es miembro del Center for Mindful Eating (TCME), cuya misión es la de ayudar a individuos y profesionales a “lograr una relación equilibrada, respetuosa, sana y feliz con la comida y la alimentación“. Son varias las ventajas que se experimentan tras iniciarse en el proceso de comer de manera consciente.

Ventajas del comer conscientemente

*Se ralentiza el ritmo de las comidas, lo que permite al cerebro tener el tiempo necesario para recibir las señales de saciedad del estómago, lo que hace que se consuma menos comida y, por ende, favorece la pérdida de peso.

*Optimiza la digestión. Algunas investigaciones han demostrado que cuando la atención no se centra en comer, el proceso digestivo es un 30-40 por ciento menos eficaz de lo que debería ser, lo que puede llevar a gases, hinchazón y malestar.

*Se está más sensibilizado con el tema alimentario; aumenta el conocimiento sobre las características y propiedades de los alimentos, lo que favorece una alimentación más sostenible, la apuesta por la compra de alimentos locales, orgánicos y más respetuosos con el medio natural.

*Se toma conciencia de que comer con la familia fomenta la conexión más profunda. También permite crear un modelo saludable de conductas alimentarias de los hijos.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz