Dietistas: sus recomendaciones para disfrutar comiendo

Dietista con palomitas

Cuando pensamos en los dietistas y en el servicio que proporcionan cuando les hacemos una visita nos vienen a la cabeza una serie de alimentos muy sanos y nutritivos. Ya sabéis, ciertas cosas que no engordan y que ayudan a mantener una buena línea, pero que normalmente no nos generan ningún tipo de interés. Hoy no hablamos de los dietistas que hemos visitado ni de sus aburridas recomendaciones, sino de la comida que están consumiendo algunos de los más importantes nombres de la industria. Hemos leído de ello en Fox News, donde se han recopilado las opiniones de dietistas de rigor que trabajan principalmente en Estados Unidos. Y os podemos decir que sus resultados y recomendaciones nos han sorprendido.

Dietistas y las palomitas

Una de las cosas que nos dicen muchos dietistas es que nos olvidemos de las palomitas cuando vayamos la próxima vez al cine. Y eso nos deprime. Porque las palomitas son fundamentales en la sesión de cine. ¿Qué es una película sin palomitas? Es como si faltara algo. La principal recomendación es que cuando vayamos al cine nos llevemos un sustitutivo de las palomitas, pero sabemos que no hay nada que las pueda reemplazar, sobre todo algo sano. Por ello, descubrir que los expertos en nutrición sí que recomiendan las palomitas es algo que nos ha alegrado muchísimo. ¡Ya podemos volver a disfrutar de ellas!

¿Pero por qué y bajo qué condiciones las podemos consumir? El motivo se encuentra en que este snack tiene una alta cantidad en fibra, pero al mismo tiempo nos proporciona una pequeña cantidad de calorías para nuestro organismo. Es recomendable que no consumamos las palomitas en grandes cantidades y que lo hagamos sin mantequilla. En Estados Unidos es muy frecuente la técnica de la mantequilla, pero en nuestro país no se suele dar tanto. En realidad, las palomitas con sal de toda la vida son fantásticas por sí mismas. Tampoco podemos abusar de la cantidad. Por ejemplo, tres tazas de palomitas suponen para nosotros una ingesta de 3,5 gramos de fibra y un incremento de 90 calorías.

Quizá nos parezcan muchas calorías, pero tengamos en cuenta lo que nos dice uno de estos dietistas tan originales sobre el valor de otros snacks. Las compara con las patatas fritas y nos dice que si nos comemos nueve patatas estaremos ingiriendo solo 1 gramo de fibra, pero exactamente la misma cantidad de calorías, otras 90. Así que en comparación, las palomitas son mucho más recomendables.

Crackers

Desde hace algunos años los crackers, esas galletitas tan curiosas, se han transformado en un producto de consumo frecuente en nuestras fronteras. Al principio el sabor puede ser un poco raro, pero si tenemos hambre seguro que en poco tiempo nos habremos acostumbrado a él y lo estaremos disfrutando mucho. Una de las ventajas de los crackers es que tienen muchísima fibra gracias al salvado. Otros de sus beneficios incluyen el poder tener una mayor estabilidad en la dieta, tener más regularidad en nuestro organismo y saciar el hambre. Lo único que habrá que recordar es que cuando comamos crackers es importante que bebamos agua, dado que la combinación es lo que los convierte en un alimento muy adecuado.

Comer crackers en dieta

Mantequilla de cacahuete en polvo

Y aquí es donde llegamos a uno de esos descubrimientos más curiosos si cabe, porque no se trata de un alimento que resulte muy frecuente en nuestra gastronomía. Pero es algo que podemos conseguir en grandes supermercados o en tiendas de importación (cada vez hay más dedicadas a la alimentación). El motivo por el cual se recomienda en polvo es porque tiene menos calorías y grasas, aunque mantiene toda la esencia que proporciona este dulce. Para realizar la mezcla necesitaremos un poco de agua, pero el resultado será delicioso.

Lo que leemos en las recomendaciones que han aparecido en la prensa americana es que con dos cucharadas grandes de polvo solo estaremos introduciendo en el cuerpo 45 calorías. En esta misma cantidad con la mantequilla de cacahuete tradicional habríamos ingerido 188 calorías. Como recomendación, si no somos capaces de comer este alimento de forma independiente, también lo podemos poner en otros elementos, como los propios crackers de los que hemos hablado antes o frutas del tipo de manzanas o plátanos.

Té verde

En último lugar tenemos una bebida: el té verde. Lo más recomendable es que comencemos con su consumo en el momento en el cual empecemos a notar un poco de hambre, porque calmará nuestro estómago. Será el primer paso a seguir antes de recurrir a un snack que pueda aportar más calorías a nuestro cuerpo. Además, a los especialistas en nutrición les encanta recomendar el té verde porque tiene beneficios muy positivos para el cuerpo y también porque ayuda a que podamos reducir peso con más facilidad.

¿Sorprendidos por las recomendaciones que han hecho estos dietistas en cuanto a la comida original y los snacks de los que podemos disfrutar en nuestro día a día incluso estando de dieta? Nosotros lo estamos y no vamos a dudar en aprovechar sus posibilidades.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz