Dieta inversa, claves de la dieta más increíble, come más y adelgaza

Dieta inversa con pollo

Ponerse a dieta es para nosotros algo común. No siempre tenemos el aspecto que desearíamos y en el momento en el cual nos miramos en el espejo y nos damos cuenta de que nos sobra algún que otro kilo enseguida recurrimos a las dietas para volver de nuevo a tener ese cuerpazo que tanto nos gusta. Hoy hablamos de la dieta inversa, que resulta sorprendente de principio a final.

Seguir una dieta equilibrada es una de las mejores opciones que podemos llevar a cabo para adelgazar, pero también debemos tener en cuenta qué tipo de dieta vamos a elegir, puesto que no todas van a ser beneficiosas ni nos darán los mejores resultados. Para empezar hay que tener en cuenta que cada persona es un mundo, por lo que eso de establecer una cierta cantidad de alimentos no va a servir siempre como vamos a ver ahora. Las dietas restrictivas no siempre son las mejores porque a la larga suelen producir el efecto rebote que tanto odiamos. Como decíamos, hoy vamos a proponerte un tipo de régimen diferente en el cual en vez de quitarte alimentos vas a ir incluyéndolos ¿qué te parece? Hablamos de la dieta a la inversa y te aseguramos que con ella vas a perder peso de una forma saludable.

Dieta inversa, adelgazar comiendo más

Seguramente esta idea no te entra la cabeza ¿cómo es eso de adelgazar comiendo más cantidad? Es lógico que no lo veas del todo claro, puesto que en la sociedad se ha asentado la afirmación de que cuanto menos comas más kilos vas a perder. Esto es correcto, dado que si estamos quitando calorías a nuestro cuerpo adelgazaremos seguro, pero ¿es recomendable eliminar dichas sustancias de nuestro organismo?

Para perder esos kilos de más debemos hacer que nuestro cuerpo ingiera menos calorías de las que consume. Hasta ahí todos estamos de acuerdo, pero no es tan importante la cantidad de alimentos que tomamos como la calidad y la procedencia de los mismos. En este sentido, es mucho más saludable tomar tres filetes de pollo, por poner un ejemplo, que un trozo de pizza. En el primer caso tomamos más cantidad, pero lógicamente es un alimento mucho más saludable.

Teniendo en cuenta todo esto es bueno saber que cuando llegamos al peso adecuado hay que intentar mantenerse, al igual que si vemos que la báscula lleva tiempo sin moverse. Lo que ocurre con las dietas restrictivas habituales es que al quitar un gran número de alimentos de nuestra ingesta diaria el metabolismo se vuelve más vago, ya que trabaja mucho menos. Sin embargo, numerosos estudios han afirmado que vamos a adelgazar mucho más rápido si tenemos un metabolismo acelerado. Eso es lo que nos lleva hacia la dieta inversa.

Dieta inversa con una ensalada

¿Cómo hacerla?

Lo que haremos es que una vez llegados al peso límite que nos hemos propuesto comenzaremos a incluir de forma progresiva más cantidades de alimentos. Así nuestro organismo, poco a poco, volverá a acostumbrarse a trabajar de forma más rápida y en un tiempo no muy prolongado haremos que nuestro metabolismo funcione perfectamente y a una gran velocidad. Por tanto, el proceso de digestión será más acelerado y evidentemente la quema de grasas igual. Pero llegar a esta dieta inversa seguramente te cueste al principio para adaptarte a los regímenes más restrictivos. Para que no pases demasiada hambre tenemos algunos consejos.

Consejos de alimentación

No te asustes, nosotros tampoco sabíamos lo que era la leptina, pero tenemos que conocerla y trabajar para equilibrarla. Se trata de una hormona que regula el apetito. Si nos llevamos mucho tiempo siguiendo una dieta los niveles de leptina disminuyen, por tanto tendremos más ganas de comer y el metabolismo se ralentizará considerablemente. Para evitar llegar a esta situación es recomendable incluir un día a la semana un menú que tenga una gran cantidad de hidratos de carbono.

Para elaborar una dieta perfecta no podemos comer los alimentos que tengan menos calorías sean cuales sean. Es cierto que deben ser preferentes, pero aunque queramos perder peso seguimos necesitando nutrientes. Por este motivo debes incluir en tu dieta alimentos ricos en fibra y proteínas como las frutas, las carnes o los vegetales. De igual modo, tampoco es bueno que tomes demasiados alimentos procesados. Recuerda que estos contienen muchos azúcares que hacen que nos entre la necesidad de seguir tomando más alimentos.

La mayoría de las dietas habituales recomiendan que debemos comer un mínimo de cinco veces al día, pero esto a veces no es lo mejor. Estar continuamente comiendo a la larga puede traer el efecto contrario a lo que estamos buscando. Lo ideal es hacer las tres comidas básicas y tomar en ellas las cantidades que necesitemos siempre escogiendo los alimentos adecuados. De esta manera podremos aplicar la dieta inversa y conseguir adelgazar de una manera que nunca habríamos imaginado: comiendo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz