Dieta HD, información para ponerla en práctica

Dieta HD y semillas de chía

En el amplio mundo de la pérdida de peso hay tantas recomendaciones y terapias que podemos seguir que en ocasiones es difícil seleccionar una de ellas. Al fin y al cabo, no sabemos qué tener en cuenta para dar con la dieta que mejor se ajuste a nuestras características. Ante esa tesitura es fundamental que podamos profundizar y conocer las distintas tendencias que van apareciendo y las nuevas dietas que, de una u otra manera, se pongan de moda. Y así es como llegamos a nuestro artículo sobre la dieta HD, la cual es obra de una nutricionista de Estados Unidos que está teniendo mucho éxito con su invención: Keren Gilbert.

Dieta HD, nacida de un libro

No se puede decir que Gilbert fuera muy original a la hora de titular el libro, el cual podemos encontrar en las tiendas como The HD diet (“La dieta HD”). Pero esta sencillez en su título es posible que le haya ayudado a extenderse de forma significativa entre todo tipo de personas, primero en Estados Unidos y después a lo largo y ancho del mundo. Las ventas de la publicación son elevadas debido a que hay muchos casos de lectores del libro que ya han comentado que el método de Gilbert funciona. Y cuando una dieta funciona… ya sabéis que los libros donde se reúnen los principales consejos y guías se venden de una forma inmediata.

¿En qué consiste?

Lo que quiere la autora que hagamos es visualizar una imagen en nuestra cabeza. Se trata de una esponja que se encuentra reseca. En principio es áspera y de un tacto poco agradable. Ahora lo que debemos hacer es imaginar cómo ponemos la esponja debajo del grifo con el agua corriendo. En muy pocos segundos apreciaremos que la esponja está aumentando su volumen de forma inmediata. A medida que la esponja crece, esta va dejando atrás su aspecto reseco y parece que esté cargada de vida y energía. Ahora expandamos esta idea de la esponja a un concepto real y cambiemos el objeto por aquellos alimentos que tienen una alta carga en fibra soluble. El efecto que proporcionan estos alimentos es el mismo que hace la esponja, pero dentro de nuestro organismo. Cuando introducimos agua en el cuerpo, esos alimentos se ocupan de absorberla mediante un proceso natural que resulta muy beneficioso para nosotros.

La absorción se lleva a cabo dentro del intestino. Cuando esto ocurre, aunque nosotros no nos damos cuenta, en el interior se produce un efecto por el cual se crea una sustancia similar a la de un gel. Este gel tiene una gran utilidad en el organismo, puesto que nos proporciona una importante serie de ventajas. Una de ellas es que evita de manera constante que tengamos ganas de comer de manera inesperada. También nos proporciona sensación de estar saciados, lo que evitará que volvamos a comer en un breve espacio de tiempo. No solo esto, puesto que la digestión es más sencilla y los niveles de azúcar en sangre se regulan de una manera positiva. Tal y como menciona la autora en el libro, es una de las mejores formas de controlar nuestro peso a largo plazo y de definir una dieta beneficiosa en la que siempre podremos confiar.

Dieta HD con fruta

¿Y qué comemos?

Lo que más gusta de la dieta HD (se usan estas siglas porque se lleva a cabo con el uso de alimentos hidrofílicos) es que es una dieta natural. No hay que hacer locuras ni modificar la alimentación de manera tan agresiva que vayamos a tener otros problemas mientras la estamos poniendo en práctica. Sí que tenemos que aumentar la presencia de alimentos de fibra soluble en el organismo, pero eso es algo que podemos hacer como complemento y que en ningún caso tiene problemas para la salud o el cuerpo en general.

Los alimentos que se recomiendan para llevar a cabo este tipo de dieta incluyen las lentejas, el centeno, el boniato, las espinacas, la remolacha, las alcachofas, las manzanas, los copos de avena, los garbanzos, las peras, las cebollas, las alubias y, entre otros, los mangos. Además, uno de los más recomendables son las semillas de chía, de las que ya hemos hablado en otros artículos y que cuentan con muchos beneficios para el organismo.

Pero no todo se trata de potenciar los alimentos beneficiosos. También debemos limitar aquellos que producen el efecto contrario y que nos van a impedir disfrutar de esta dieta de una manera adecuada. La lista incluye los alimentos que tienen azúcares añadidos, las grasas trans y las saturadas, los productos que hayan sido preparados con harinas blancas o el pan blanco. También hay que tener cuidado con las féculas, pero si hacemos una lista de qué podemos y qué no podemos tomar, lo cierto es que la dieta HD no es nada exigente y resulta muy conveniente. Suponemos que por eso el libro de Keren Gilbert ha tenido tanto éxito.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz