Dieta española: menos calorías que hace unos años, pero muchas grasas

Dieta española: menos calorías que hace unos años, pero muchas grasas 1

Se dieron a conocer los resultados del último estudio científico ANIBES (que analiza la alimentación en España), y es iniciativa de la Fundación Española de la Nutrición (FEN): aunque se ingieren en promedio menos calorías que hace unos años, se sigue comiendo mal, con demasiadas grasas y abuso de proteínas.

Por el contrario, habría una carencia de los hidratos de carbono. El estudio se realizó sobre una muestra de 2.000 españoles de 9 a 75 años, de ambos sexos. Se trata de la primera investigación que evalúa no sólo la ingesta, sino también el gasto energético de los individuos.

Según los resultados, la ingesta media de calorías se ubica en torno a las 1.820 kilocalorías al día, frente a las 3.008 kilocalorías al día en 1964 y las 2.609 de 2010.

No obstante, el perfil calórico de la población española refleja un “cierto desequilibrio” ya que hay un excesivo consumo de grasas y proteínas, al tiempo que la ingesta de hidratos de carbono es menor a la recomendada.

El estudio reveló que el 85 por ciento total de la energía total de la dieta proviene de la ingesta de pan, aceite de oliva, carnes, bollería y pastelería, embutidos y otros productos cárnicos, leche, fruta, platos precocinados, verduras y hortalizas, granos y harinas, pescados y mariscos, pasta, quesos, legumbres, yogur y leches fermentadas, bebidas de baja graduación alcohólica y huevos.

El 15 por ciento restante se incorpora a través de refrescos con azúcar, chocolates, otros lácteos, otros aceites, zumos y néctares, salsas y condimentos, mantequilla, margarinas y mantecas, cereales, azúcar, cereales de desayuno y barritas de cereales, aperitivos, mermeladas, otras bebidas con alcohol, cafés e infusiones, bebidas de alta graduación, vísceras y despojos, y refrescos sin azúcar.

El estudio es valioso ya que, como bien destacó el profesor Gregorio Varela-Moreiras, presidente de la FEN y catedrático de nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo de Madrid,  “conocer con exactitud los hábitos alimentarios y de actividad física reales de la población permitirá establecer en el futuro recomendaciones, así como guías alimentarias y de hábitos y estilos de vida más ajustados a la realidad y más eficaces en la prevención del sobrepeso y la obesidad“.

A su criterio, al comprender el concepto de balance energético, es decir, la importancia de ingerir la misma cantidad de energía que la que se consumo a través de la actividad física, el metabolismo basal en reposo y el efecto térmico de los alimentos, se cuenta ya con una de las herramientas más importantes para controlar el sobrepeso y prevenir la obesidad.

Así, ANIBES ha analizado la ingesta de energía y patrones alimentarios según la edad y el sexo de la población y, según el profesor Varela, sólo el grupo de niños y niñas de 9 y 12 años tienen una ingesta de energía media acorde con lo recomendado para su edad. “El resto de los grupos de edad se encuentran por debajo de la media recomendada“.

El especialista especificó que solo los varones adolescentes alcanzan el 85 por ciento de la recomendación media; los adultos el 89,6 por ciento y los hombres mayores el 85 por ciento, mientras entre las mujeres la adolescentes cumplen al 85 por ciento, las adultas en un 92,3 por ciento y las mayores un 90,1 por ciento.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz