La dieta en adultos mayores

La dieta en adultos mayores 1

Como decíamos en el post anterior, la vida de las personas después de los 60 años puede cambiar, y en varios aspectos: uno de ellos es el referido con la alimentación. En esta ocasión, veamos un poco una guía para ayudar a los adultos mayores a organizar sus comidas (de utilidad, en todo caso, para las personas que puedan estar a cargo de ellos).

De manera global, se puede decir que debe ser nutritiva, equilibrada y que si bien tiene que aportar la energía necesaria, no debe ser hipercalórica ya que se tenderá a ganar peso. El consumo de grasas saturadas, alimentos con colesterol y azúcares refinados debería ser nulo o escaso. Pero además, deberá aportar suficiente proteína de calidad y fibras naturales.

Si la persona ha desarrollado diabetes, especial cuidado habrá que prestar atención con el consumo de alimentos con azúcares: mermeladas, bebidas con azúcar, bollería y dulces en general deberán excluirse o consumirse solo en contadas ocasiones y cuando los valores de la glucemia lo permitan.

En individuos con exceso de peso, deberá vigilarse especialmente el aporte calórico de la dieta, mientras que en quienes sufran de hipercolesterolemia o aumento de los triglicéridos en sangre, deberá asegurarse un buen control de las grasas saturadas, evitando alimentos como los lácteos enteros, embutidos grasos en cualquiera de sus variedades, carnes grasas, bollería y pastelería, mantequilla y margarinas, entre otros.

Los “sí”

Según los especialistas, el plan de comidas se deberá hacer según los siguientes lineamientos:

*Se deberán incluir al menos tres raciones de fruta fresca al día, y dos de verduras (entre 150 y 200 gramos por día).

*Tres a cuatro raciones por semana de carnes magras (una porción de carne de 100 a 125 gramos de peso neto).

*Tres a cuatro raciones semanales de pescados o mariscos.

*Tres a cuatro huevos por semana.

*De cuatro a seis porciones de cereales y derivados, al día, especialmente, integrales. Esto podría repartirse de la siguiente forma: dos a cuatro raciones de legumbres por semana, dos o tres porciones de pasta a la semana y arroz también de dos a tres veces a la semana.

En cuanto a la osteoporosis, uno de los mayores riesgos al momento de llegar a la tercera edad, los expertos dicen que se debe potenciar el consumo de alimentos ricos en calcio: se deberá asegurar un mínimo de 800 mg/día.

Además de la leche (desnatada) y derivados, también se podrá obtener calcio de otras fuentes vegetales, como las almendras, leche de almendras, bebidas de soja, tofu o semillas de girasol, entre otras.

Ejemplo de menú diario

-Desayuno: Café con leche. Tostadas de pan con jamón dulce. Compota de manzana casera.
-Comida: Arroz salvaje con verduritas. Rape a la plancha. Melón.
-Merienda: Sandía con yogur natural.
-Cena: Tortilla francesa con pimiento y berenjena al horno. Pan integral. Melocotón.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz