Diarreas de verano, consejos

Diarreas de verano

Las diarreas de verano son una complicación y un dolor de cabeza para muchas personas, debido sobre todo a que se producen de una manera más habitual. Cuando tenemos diarrea sufrimos un fuerte dolor en el estómago, retorcijones y también es básico sufrir cómo las heces se expulsan en un formato excesivamente líquido. El verano es una época propensa para este problema debido a que se producen demasiados casos en los que los alimentos no han sido refrigerados de manera adecuada.

Diarreas de verano, fundamentos básicos

Uno de los problemas más comunes en verano se encuentra en cómo alimentos rompen la cadena del frío que necesitan que se conserve activa para que estén en buen estado. Por otro lado, si no se han refrigerado de manera conveniente también puede ocurrir que transmitan algún tipo de virus a las personas. Esto nos lleva a que tengamos que hacer especial hincapié en la importancia de ser muy cuidadosos con todo lo que introducimos en nuestro organismo. En el caso de las verduras u hortalizas habrá que someterlas a un proceso de lavado a conciencia, mientras que otros productos, sobre todo los lácteos, será necesario mirarlos con lupa. El marisco o la mayonesa son otros de los alimentos con los que hay que tener mucho cuidado. Pero si tenemos seguridad de que la cadena del frío no se ha roto y que la nevera sigue enfriando de forma adecuada no debería haber ningún problema con estos alimentos.

La higiene es muy importante

Tan importante como lavar la comida antes de consumirla y así evitar posibles sustos es mantener una higiene personal de sobresaliente. Nos tendremos que lavar las manos con jabón cuando vayamos al baño o en aquellos momentos en los que vayamos a cocinar. Es importante no compartir cubiertos, por si acaso entramos en contacto con algún virus debido a ello, y ser cuidadosos siempre con todo lo que tocamos dentro de un cierto volumen de riesgo. No se debe restar importancia a la importancia de lavarnos tanto como lavamos los alimentos.

Remedios para la diarrea

Estamos en pleno verano y hemos acabado sufriendo una molesta diarrea veraniega, ¿qué hacemos? La pregunta se plantea para que pueda ser respondida con la mayor autoridad. Y eso significa tener en cuenta una serie de recomendaciones que ninguno tendremos problema para poner en práctica. Es importante que comencemos recuperando líquidos, porque si la diarrea nos produce heces tan líquidas acaba teniendo relación. Por otro lado, también hay que cubrir la reposición de sales, no vaya a ser que se convierta en un problema. Ante toda esta situación inicial lo que hemos hecho ha sido poner al equipo en forma para enfrentarse a retos mayores. Lo importante es que nunca nos deshidratemos. Si eso ocurriese sería un problema mayor y el periodo de recuperación sería más alto.

Lavar la fruta en verano

Durante el tiempo en el cual sufrimos la diarrea tendremos que moderar mucho la leche que tomamos. Esto nos ayudará a que superemos la situación antes. Lo que habrá que hacer será optar por aquellos alimentos astringentes que ayudarán a equilibrar nuestra liberación de heces teniendo en cuenta la importancia de que vaya obteniendo forma y espesura poco a poco. La lista de alimentos que debemos introducir en nuestra dieta incluye pan tostado, arroz y carne a la plancha, entre otras cosas. Gracias a ellos lo que haremos será que el estómago vaya recuperando la normalidad y que notemos que poco a poco nuestras heces tienen la forma adecuada.

Por último, lo que nunca recomendamos hacer es automedicarnos con algún producto para combatir la diarrea. Puede haber distintas necesidades en nuestro cuerpo y solo deberíamos tomar una medicina previa receta de nuestro médico de cabecera, al que recomendamos acudir si el problema de diarrea se extiende demasiado.

¿Qué más debes saber?

Como estamos en verano uno de los tipos de diarrea que más se van a extender es la producida entorno a los viajeros. Recibe el nombre de “diarrea del viajero” debido a que se produce por el contacto de las personas con medios posiblemente contaminados como puede ser el agua o la comida. Es algo de lo cual tenemos que cuidarnos teniendo mucha precaución cada vez que comemos algo en un país extranjero. Hay zonas del mundo donde es más frecuente, como en país subdesarrollados. Las malas condiciones de higiene de estas naciones suelen derivar en que tengamos problemas en el estómago y que podamos sufrir diarrea de forma frecuente. Por ello hay que ser muy cautos con la comida que ingerimos el agua que bebemos.

A esto añadimos que ante las diarreas de verano recomendamos mucha calma y saber estar, puesto que es un problema de salud más grave de lo que se podría imaginar, sobre todo en aquellos casos en los que se tiene la necesidad de visitar el baño de manera frecuente.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz