Día Mundial de la Fibromialgia

Hoy es el Día Mundial de la Fibromialgia, este cuadro tan particular caracterizado por dolores fuerte, que suele estar acompañado de fátiga crónica, y que afecta en su mayoría a mujeres. A la actualidad, el diagnóstico tardío es uno de los puntos a mejorar, ya que se ubica en seis años y medio aproximadamente.

Se trata de una enfermedad muy invalidante, que se caracteriza por dolores persistentes y profundos en varias zonas del cuerpo, en áreas extensas musculares. Su origen estaría en una alteración del sistema nociceptivo, organizado en un conjunto de fibras nerviosas específicas, distribuidas de manera homogénea, que elaboran el dolor, su localización y su experiencia sensorial y emocional.

Pero sucede que las personas que lo sufren, lo padecen de manera continua, ya que este sistema se altera y está activo incluso en reposo. Pero además del dolor, un 70 por ciento de los pacientes con fibromialgia también sufren de fatiga crónica.

Todos estos síntomas pueden afectar profundamente la calidad de vida de los pacientes, así como alterar el descanso, dificultar la capacidad para expresarse verbalmente, entre otros.

De acuerdo a un estudio realizado hace unos años en España, esta enfermedad afecta a cerca del 2,4 por ciento de la población, sin embargo, otras investigaciones europeas han encontrado una incidencia mayor, de 3 a 4 personas por cada 100.

Otra de las características que se observa de la fibromialgia es que un 95 por ciento de quienes la padecen son mujeres: suele diagnosticarse entre los 30 y 35 años (aunque puede darse antes). Sin embargo, en la mayoría de los casos, el diagnóstico es tardío, y se conoce sobre la enfermedad entre los 40 y 45 años.

De todos modos, cerca del 60 por ciento de los afectados, con un buen tratamiento, consigue cotas de control significativas de su enfermedad, aunque nunca logra superarse.

Aunque todavía no se dispone de ninguna prueba biológica que permita predecir con certeza si una persona padecerá fibromialgia, sí se conocen algunos de sus factores de riesgo: predisposición familiar o genética, y sufrir un dolor crónico o recurrente (como migraña, en músculos específicos, etc), que pueden luego extenderse a zonas más generalizadas.

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz