Día contra el cáncer de mama. Dudas más frecuentes y sus respuestas

cancermama

Este sábado 19 de octubre es el Día Mundial contra el Cáncer de Mama, una enfermedad que en España se estima tiene una incidencia de entre 20.000 y 25.000 casos al año. Sin embargo, un 85 por ciento de las pacientes que se diagnostican precozmente se curan y tienen buenas previsiones.

El oír semejante diagnóstico no sólo puede ser una situación difícil y de shock, sino que también implica encontrarse con una gran cantidad de preguntas, y el conocer las respectivas respuestas puede ser realmente de utilidad en estos casos delicados.

De acuerdo a la experiencia en el campo del equipo médico especializado en oncología del Grupo Hospitalario Quirón, estas son algunas de las preguntas  más frecuentes que la paciente de cáncer de mama suele hacer a su médico.

¿Es el cáncer hereditario?

Si bien es uno de los principales temores, un porcentaje bajo -de entre el 5 y el 10 por ciento de los casos- hereda algún riesgo. Por lo general, los oncólogos preguntan sobre los antecedentes familiares al elaborar la historia clínica, y en caso de ver correlación, informará al paciente.

¿Se me hará una mastectomía?

Se trata de uno de los miedos más masivos. La mastectomía no es siempre necesaria, dependerá del tipo de tumor, la ubicación, el grado y de la respuesta al tratamiento. En caso de que se deba hacer, existen cuatro tipos posibles.

Además, y por suerte, el diagnóstico cada vez más precoz ha contribuido a que los tratamientos sean cada vez menos invasivos y las cirugías menos agresivas.

En tal caso, ¿cuándo debería plantearme una reconstrucción?

Una reconstrucción mamaria tiene como fin el restaurar la imagen corporal de la mujer, y así poder enfrentarse de forma más positiva a la enfermedad. En la mayoría de los casos, esta reconstrucción requiere de una a dos intervenciones, aunque también hay casos de reconstrucción inmediata, en el mismo momento de la mastectomía.

¿Se me va a caer el cabello?

La mayoría de las quimioterapias producen caídas del pelo, por el efecto nocivo que tienen sobre el folículo piloso. La alopecia suele comenzar a las tres semanas de iniciado el tratamiento, y puede afectar no sólo la cabeza, sino también otras partes del cuerpo como las axilas o el pubis, incluso las cejas y pestañas.

 ¿Podré teñirme mi pelo cuando vuelva a nacer?

El cabello vuelve a crecer entre dos y tres meses después de haber finalizado el tratamiento. La mayoría de las veces el pelo es más denso, rizado y canoso que antes de la quimioterapia, y se puede teñir, aunque en los primeros meses se debe evitar el uso de tintes que contengan amoníaco.

 ¿Cuál es la alimentación más adecuada durante el tratamiento?

Elemental será beber abundante agua durante todo el día, ya que estos tratamientos suelen causar deshidratación. El resto de la dieta no deber ser muy distinta, sólo habrá que asegurarse que sea sana y equilibrada, y que incluya frutas y verduras frescas, y que las fuentes de grasas sean saludables. Además, se deberá incluir las proporciones adecuadas de  hidratos y proteínas de buena calidad.

¿Puedo hacer ejercicio físico?

Los tratamientos químicos suelen ocasionar efectos adversos a nivel muscular y osteoarticular, por ello, se aconseja realizar ejercicio físico aeróbico y constante. Así también, es recomendable acudir a un fisioterapeuta especializado en el ámbito de la oncología. Según los expertos, anda media hora a buen ritmo, al menos unas cinco veces por semana, es suficiente.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz