Deshidratación, mayor cuidado en los grupos de riesgo

bebe-hidratacion

Ayer hablábamos en Vitadelia sobre algunas de las recomendaciones dadas en un documento realizado por unas cinco sociedades médicas de España para evitar la deshidratación.

Sobre este problema que puede verse potenciado en verano hay que también tener en cuenta los grupos de mayor riesgo: si bien compete a toda la población en general, hay ciertos grupos que son más susceptibles a padecerlo.

Estos grupos son los lactantes y niños, las personas mayores, las mujeres embarazadas y madres en periodo de lactancia. Según se explica en el documento apuntado este mayor riesgo se debe a varios factores, entre los que destacan las condiciones fisiológicas y el porcentaje que representa el líquido en el peso corporal total de estas persona.

De aquí que en estos casos en particular será especialmente necesario prestar atención a la correcta hidratación en todo momento del año y, más aún, durante los meses de verano.

Según aconsejó la doctora María Luisa López, coordinadora del Grupo de Nutrición de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), “los lactantes y los niños necesitan proporcionalmente más aporte de líquidos que los adultos y tienen mayor riesgo de deshidratación: se recomienda la lactancia materna y respetar las proporciones de agua y leche en la preparación del biberón”.

Respecto a las madres en fase de lactancia, los expertos recordaron que “la leche materna contiene un 90 por ciento de agua, por lo que una madre en periodo de lactancia debe ingerir alrededor de 8 a 14 vasos de líquido al día“.

Y, en lo referido al embarazo, también se advirtió que es una de las etapas en la vida de una mujer en las que los cuidados del cuerpo deben extremarse: aquí la importancia y la necesidad de beber suficiente líquido van incluso más allá de las de hidratar al propio organismo.

Por último, en relación a las personas mayores, se aseguró que el problema central en este grupo de riesgo radica en que con la edad, disminuye también la sensación de sed, lo que hace más probable un cuadro de deshidratación. Según uno de los especialistas que participaron en este informe,  “para evitar su deshidratación es mejor ofrecer bebidas en pequeñas cantidades que insistir en la ingesta de grandes volúmenes de líquidos“.
Vía DiariodeSalud

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz