Descubre cómo actuar ante estos tipos de emergencias

Es muy común que las familias aprovechen el verano para hacer una escapada de la ciudad. Durante esta época del año lo más habitual es realizar actividades al aire libre, sea en el campo o en la playa. La mala noticia es que en ocasiones, tienen lugar accidentes que dan al traste con la intención de pasar un buen día.

Por esta razón, es muy aconsejable conocer los consejos que dan los expertos respecto a las acciones que se deben practicar frente a las emergencias más comunes. Y es que llegado el caso, los primeros auxilios pueden resultar fundamentales antes de que lleguen los profesionales.

Descubre cómo actuar ante estos tipos de emergencias 1

Cómo actuar si el accidentado presenta fracturas o lesiones

En caso de fracturas o lesiones no se debe mover la extremidad, y sí habrá que asegurarla con tablillas o elementos similares, tales como ramas, bastones o revistas. Estos tendrán que colocarse por encima y por debajo de la lesión, sujetas con vendas o, de no haberlas, con pañuelos o cinturones por ejemplo.

A continuación es necesario aplicar hielo en la lesión, y quitar accesorios que aprieten, como relojes o anillos. Cuando se trate de una fractura abierta, será fundamental cubrir la herida con gasas estériles o trapos limpios. No se debe intentar introducir el hueso nunca.

Si hay sangrado, este se debe contener con compresión. Resulta de vital importancia observar el color de los dedos de manos o pies. Y tanto en caso de fracturas como de sangrado, finalmente habrá que trasladar al herido hasta un centro médico cercano.

Actuaciones frente a una persona que ha sufrido quemaduras

También puede darse el caso de que, a causa de un accidente, una persona sufra quemaduras. Si la ropa del accidentado está ardiendo, se debe cubrir por una manta y mojarla con agua. Hay que revisar si tiene restos en su piel de alguna sustancia que haya originado la quemadura, o que se pueda volver a encender.

De ser así, se tiene que limpiar alrededor de la zona afectada, y aplicar agua abundante durante 20 minutos. Después se tiene que cubrir la lesión mediante una venda estéril, sin llegar a comprimir en ningún caso.

Hay que retirar los anillos, pulseras, relojes, etc. que pueda llevar la víctima, y la ropa, excepto la que se encuentre pegada a la zona quemada. Lo que no se debe hacer es aplicar tratamientos tópicos, del estilo de pomadas, aceites o ungüentos, ni reventar las ampollas, ni tampoco utilizar algodón o esparadrapo. El herido debe ser trasladado con urgencia, preferentemente a un centro con unidad de quemados.

Qué hacer si se han producido contusiones

La víctima del accidente también puede sufrir contusiones. De presentar una herida abierta, esta se debe cubrir con un vendaje limpio. Sobre la zona lesionada hay que colocar una bolsa de plástico con hielo, con una toalla entre la piel y dicha bolsa.

Cada 20 minutos hay que retirar esta bolsa, por un espacio de 5 minutos. Se puede colocar también una venda elástica entorno a la articulación que padece la lesión. Si el accidentado tiene una gran herida abierta, o la parte lesionada está especialmente inflamada, es fundamental trasladarlo a un centro médico.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz