Descongelar los alimentos de forma segura

El proceso de congelar los alimentos ha alargado en mucho su vida útil o, mejor dicho, el tiempo en que los alimentos pueden mantenerse en buen estado, apto para su consumo. Sin embargo, hay ciertos recaudos que será mejor tomar a la hora de descongelar los alimentos, para evitar complicaciones o intoxicaciones.

Las mejores formas de descongelar los alimentos es dejarlo en el refrigerador (o nevera), sumergirlos en agua fría, o bien, colocarlos en el microondas en el programa y tiempo adecuados para ello. Lo cierto es que es muy importante hacerlo (más allá del método que se elija) bien, ya que de lo contrario se corre riesgo de exposición a bacterias patógenas y, en consecuencia, a una intoxicación alimentaria.

Durante la descongelación, los alimentos deben mantenerse a una temperatura adecuada, nunca en un ambiente muy caluroso ya que esto potencia la proliferación de bacterias.

Un dato que se debe conocer es que si al momento de cocción, la comida aún está congelado en cierta parte, su tiempo de cocción deberá ser mayor para destruir todas las bacterias. Además, puede suceder que el exterior se cocine, pero el centro aún no. Esto deberá ser tomado en cuenta aún con mayor precaución en casos de carnes.

Otro punto a tener en cuenta es que los alimentos deben siempre descongelarse por separado, para evitar así la llamada “contaminación cruzada”.

Pues bien, en cuanto a descongelar en la nevera, este método requiere de una planificación previa, en especial, cuando se trata de alimentos de gran tamaño. Se deberá contar con unas 24 horas aproximadamente para bajarlos del congelador al refrigerador. Cuando se coloque, se deberá verificar que la temperatura del interior sea de unos 4 grados: si es menor, el producto tardará más tiempo en descongelarse.

Habrá que colocar un plato o recipiente debajo para que no se derramen líquidos del proceso en otros alimentos y lugares del refrigerador.

Una vez el alimento esté descongelado, se deberá preparar y consumir cuanto antes, para evitar la proliferación de bacterias. El alimento podría volver a congelarse siempre y cuando no exceda el plazo de tiempo en el que debería haberse comido (por lo general, entre dos y cuatro días, dependiendo el producto).

Si se va a descongelar en agua fría, proceso más rápido que el anterior: en principio, los alimentos deberán estar envueltos o envasados de forma hermética para evitar que se mojen o absorban agua, y prevenir así que se deterioren más rápidamente, luego se sumergen en agua bien fría, donde se deja descongelar. Cada media hora aproximadamente, se deberá cambiar el líquido por otra parte bien fría.

Los paquetes de menos de un kilo pueden llegar a descongelarse en una hora, aunque los más grandes demandarán más, al menos, unas dos.

Si por determinado motivo no se van a consumir y quiere volver a congelarlos, primero, se deberán cocer para luego sí congelarlos cocinados.

Finalmente, la tercera opción recomendada, al microondas: se trata de la opción más rápida, pero que también hay que saber hacerla para evitar que se cocinen solo los extremos de los alimentos mientras que el centro quede congelado. Tras seleccionar la opción de descongelación del microondas, se introduce el alimento.

En este sentido, deberá ser en el centro y dejar suficiente espacio entre el aparato y la comida, para que el aire caliente pueda circular sin problemas. Puede ayudar también cortar los alimentos en trozos pequeños (si es posible) para que la descongelación sea más uniforme. Además, puede girarse el alimento varias veces mientras dura el proceso. Una vez descongelado, debe cocinarse de forma inmediata.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz