Deporte para embarazadas: consejos e ideas

Deporte para embarazadas y madres

Muchas mujeres caen en el error de no realizar actividades deportivas durante el embarazo. Durante mucho tiempo se ha pensado que embarazo y deporte son conceptos que no se pueden mezclar. Pero la realidad es bien distinta, las mujeres que estén embarazadas sí pueden hacer prácticas deportivas. Es cierto que hay que tener en cuenta una serie de pautas, pues tu cuerpo no está en el mismo estado del habitual, aún así existen múltiples deportes y actividades que puedes realizar durante tu embarazo y que seguro te vendrán muy bien para llevar una vida saludable y seguir manteniéndote en forma. Además, recuerda que el ejercicio ayuda física y mentalmente y esto hace que el deporte para embarazadas sea una ventaja en todos los sentidos.

Deporte para embarazadas, ¿qué hay que saber?

Eso sí, todo lo que realices lo deberás hacer con prudencia. Recuerda que estás embarazada y que hay movimientos que debes evitar o tienes que hacerlos de manera menos brusca, ante todo no queremos dañar el feto, pero esto no quita que podamos practicar deporte sin necesidad de correr ningún riesgo. Quítate de la cabeza la idea de no poder hacer ejercicio durante el periodo de gestación y atiende a los consejos que vamos a darte a continuación. El deporte es salud siempre que lo hagas en su justa medida.

A pesar de querer hacer diferentes actividades, tampoco debes abusar de ello: no estás en plena forma. Pero sí te recomendamos que realices ejercicios diarios. Un mantenimiento semanal es genial tanto para ti como para el feto. No hagas movimientos demasiado elaborados, mejor practica ejercicios suaves, pero que con ellos te sientas bien y realizada. Lo mejor es que hagas deporte una hora al día, más podría ser perjudicial y descansa uno o varios días según el estado en el que te encuentres de cansancio.

Por mucho que puedas hacer deporte, durante este tiempo olvídate de las competiciones. No sabemos el ritmo deportivo que has llevado durante toda la vida, pero si eres de las que compiten, entonces deberás aparcar esta idea mientras estés embarazada. Tienes que bajar un poco el ritmo. Para ello, la natación es un deporte muy completo, es genial en estos casos. Ejercicios tranquilos con los que disfrutes haciéndolos. Evidentemente no podrás participar en deportes de contacto como el judo o el taekwondo, tampoco los que conlleven un riesgo, rafting, escalada… El atletismo, si lo haces pausadamente, puede ser otra alternativa, sin embargo, no vayas a prepararte para una maratón porque sería mucho desgaste físico para tu cuerpo y ahora, en este estado, necesitas acumular la mayor energía posible, ahora sois dos.

Deporte para embarazadas en forma

Más ideas a tener en cuenta

Seguro que tienes alguna amiga que ha estado embarazada o que lo está en el mismo momento que tú. Es genial compartir esta situación de felicidad con ellas, pero aunque le pidas consejo, en la cuestión deportiva no debes realizar los mismos ejercicios que ella a no ser que te lo mande un especialista. Cada mujer, ya de por sí es un mundo, cada uno tiene sus propias características, y con el embarazo ocurre exactamente lo mismo, no todos son iguales. Es por ello que deber practicar el deporte que sea el más adecuado para beneficiar tu salud y cuidar de la del bebé.

Por mucho que te guste hacer deporte, tienes que aceptar que el embarazo es un momento delicado y tu cuerpo sufre constantes cambios, casi a diario. Aprender a conocerlos, interpreta las señales que te da, pues no todos los días podrás realizar los ejercicios con la misma intensidad incluso necesitarás variedad de ellos. Ten muy cuenta siempre ésto.

Todo cambia, pero haz deporte

Como te hemos comentado, el cuerpo cambia y más aún a lo largo de los 9 meses. Cada trimestre es diferente, tendrás que aprender a amoldarte. En el primero se tiene menos peso pero el riesgo de aborto es mayor, por tanto, te aconsejamos que bajes bastante el ritmo deportivo, son los meses en los que tendrás que tomártelo con tranquilidad. El segundo trimestre, sin embargo, el riesgo de aborto disminuye, por lo que podrás realizar otro tipo de ejercicios de mayor intensidad, pero ya se coge más peso. Intenta hacer actividades que no sean muy molestas. Los tres últimos meses es cuando la barriga crece, llega a su máximo, por ello te recomendamos que hagas deportes tranquilos, como el yoga, además viene muy bien para la relajación y la preparación al parto.

Teniendo en cuenta todos estos consejos, no olvides planificar tu agenda deportiva. Recuerda que durante el embarazo podrás hacer ejercicio, pero debes hacerlo de manera gradual. No siempre vas a poder practicar los mismos deportes, o dedicarte a las mismas actividades, tendrás que ir amoldándote según el tiempo de embarazo y los cambios que haya sufrido tu cuerpo. Como último consejo, te recomendamos que evites en todo momento ejercicios de posición supina y, por supuesto, practica la apnea. Pueden resultar perjudiciales. En definitiva, el deporte para embarazadas es una práctica muy sana, las embarazadas también podéis hacerlo. No dudéis en preguntar que tipo de ejercicios son los más beneficiosos en vuestro estado y lleva una vida saludable.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz