Dependencia a la nicotina: ¿cómo detectarla?

Dependencia a la nicotina: ¿cómo detectarla? 1

Según la OMS, existen en todo el mundo más de mil millones de fumadores y su consumo aumenta a pasos agigantados. Otro de los datos que presenta esta organización es que el cigarrillo mata a casi seis millones de personas cada año, de esa cifra, más de 600.000 son no-fumadores, o los conocidos “fumadores pasivos”.

Estos datos demuestran que el tabaco es más que una adicción, sino ya un problema grave de salud que alcanza niveles impresionantes, afectando a tantas personas en todo el mundo de manera tan grave, que -en la mayor parte de los casos- los lleva a la muerte.

Dependencia a la nicotina

Dependencia a la nicotina: ¿cómo detectarla? 2

Una persona que fuma puede adquirir esta dependencia a la nicotina, lo que no le permite dejar de fumar, más allá de que se lo proponga más de mil veces. De esta forma, presenta síntomas que van deteriorando su salud física y mental, con sus consecuentes situaciones.

Si eres una persona fumadora, ten en cuenta los siguientes puntos que te vamos a mostrar. Si has presenciado alguno de ellos o más de uno, es muy posible que tengas dependencia a la nicotina. Pero, no te alarmes, ya que lo importante es que adquieras conciencia de la situación y comiences a hacer algo por terminar con ella.

  • NO PUEDES DEJAR DE FUMAR: has realizado más de un intento y sin éxito.
  • SIENTES ABSTINENCIA CUANDO DEJAS DE FUMAR: los signos físicos y mentales aparecen cuando intentas dejar el cigarrillo, por ejemplo, deseos muy intensos de dejar de fumar, ansiedad, irritabilidad, dificultad para concentrarte, depresión, frustración, ira, aumento del apetito, insomnio, estreñimiento, diarrea.
  • SIGUES FUMANDO, A PESAR DE TUS PROBLEMAS DE SALUD: tus pulmones y tu corazón se encuentran afectados y no dejas de fumar, ni puedes dejar de hacerlo.
  • DEJAS DE LADO ACTIVIDADES SOCIALES POR FUMAR: en este caso, te alejas de tus amistades porque no les gusta fumar o no concurres a reuniones porque se trata de espacios “libres de humo”. De esta forma, te alejas de todos, sólo por tu deseo de fumar.

Vía: mayoclinic, who

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz