Demencia senil: consejos para prevenirla

demencia

Es inevitable el paso del tiempo y la disminución de nuestra capacidad para recordar ciertas cosas. Pero lo que no es inevitable es la prevención de ciertas afecciones que pueden empeorar los síntomas del avance la edad.

En este sentido, la demencia senil es caracterizada por la pérdida de memoria, trastornos del sueño, cambios de personalidad repentinos, problemas psicomotrices… Sin dudas, es una afección que cambia al 100% nuestra calidad de vida y, sobre todo, dificulta el disfrute de momentos con personas que queremos.

1- Realizar actividades que estimulen el cerebro

Ésta, es una de las actividades más importantes que se deben poner en práctica y tener en cuenta para prevenir la demencia senil.  Se trata de llevar a cabo actividades que estimulen la actividad del cerebro, para mantenerlo en forma.

Algunos ejemplos: leer libros y periódicos, hacer cuentas, escribir, hacer pasatiempos, realizar juegos de memoria y sudokus

2- Realizar actividades sociales

Tener buenas relaciones con el entorno es otro de los pasos indispensables que se deben realizar para evitar la demencia, que es causada por la edad. Entonces, deberás comenzar a hacer actividades con otras personas como tus familiares, amigos, conocidos, incluso, otras personas en nuestra misma situación y con los mismos intereses, con quienes puedes salir a recorrer centros cívicos y sociales.

3- La rutina ejercita la memoria

Muchas veces, la rutina es vista como una constante repetición de hechos y, muchas veces, aburrida, pero se recomienda crear hábitos y rutinas para prevenir la demencia senil al establecer un horario fijo que permita desarrollar las actividades diarias, ejercitando así la memoria.

4- Ejercicio para mantener en forma al cerebro

La demencia senil se puede evitar si se hace ejercicio de forma regular. Su beneficio es que oxigena el cerebro y, a la vez, contribuye a rejuvenecer células y retrasar problemas motores.

5-Vitamina B para prevenir

Los enfermos de demencia carecen de ciertas vitaminas, más en concreto, del complejo vitamínico B: B6, B9 (ácido fólico) y B12. Una dieta equilibrada que refuerce la toma de este tipo de vitaminas puede resultar beneficioso para luchar contra la demencia senil.

6- Visita médica

El médico es quien mejor sabe sobre la prevención de la demencia senil y demás deterioros cognitivos causados por la edad. Por eso debes visitarlo si tienes alguna duda porque él sabrá brindarte el tratamiento específico, según tu necesidad.

Vía: blog.doctuo.net

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz