Dato nutricional: el pan, mejor si es integral

Nutrición del pan integral

¿Cuántas veces os han repetido que comer demasiado pan no es bueno para la figura? Demasiadas. Por eso os vamos a proponer que la próxima vez que os lo digan respondáis que lo que coméis es pan integral y que lo hacéis, en su justa medida, porque os proporciona ventajas como las que comentaremos hoy. No hay que olvidar que el pan es un alimento muy recomendado para disponer de una alimentación equilibrada, pero como vamos a ver, mejor siempre asegurándonos de que lo consumimos en su versión integral.

Pan integral y los beneficios de la fibra

Si introducimos en nuestra dieta el pan moreno, que es otra forma de llamar a este tipo de pan, notaremos distintos beneficios en nuestro organismo. Una de las ventajas se encuentra en su alto contenido en fibra. Con ella nos aseguraremos de evitar cualquier tipo de problema en términos de estreñimiento. Regularemos nuestro estómago y el movimiento en nuestro intestino será superior, facilitando que podamos adoptar una mayor facilidad para ir al baño de manera rutinaria.

La fibra nos ayuda de muy diversas formas. Al incrementarla cuando comemos también vamos a tener la posibilidad de controlar nuestro peso de una forma más eficiente. El motivo de ello es que este tipo de pan incorpora la fibra suficiente para producir en nosotros un efecto de saciado mayor. Por ello, aunque su cantidad de calorías es idéntica a la del resto de pan, al menos tenemos la seguridad de que nos quedaremos satisfechos mucho antes. Por lo tanto, añadiendo pan integral en la comida comeremos mucho menos y será una buena opción para quienes se encuentren a dieta. El secreto de esto se encuentra, entre otras cosas, en que para comer este tipo de pan tenemos que masticar mucho más y eso transmite una sensación de saciedad superior al cerebro.

Evitando enfermedades

Quién lo diría, pero el pan también puede ser una buena herramienta para prevenir enfermedades. No se trata de un alimento milagroso, pero sí de uno muy beneficioso. Por ejemplo, los nutrientes que se incluyen en este pan saludable nos ayudan a que tengamos un sistema inmune mucho más fortalecido. Esto se debe a que se incluyen más nutrientes que proporcionan resistencia añadida al cuerpo. No solo esto, puesto que el pan que consumiremos también nos beneficiará en que introduciremos en nuestro organismo varios componentes de efecto anticancerígeno. No nos protegerá ante todos los tipos de cáncer, pero sí que aumentará nuestras defensas contra varios tipos de cáncer, como el de recto y colon.

Trozo de pan integral

El organismo también se verá fortalecido de manera que la glucosa no se excederá si tenemos costumbre de comer pan integral de forma frecuente. Los diabéticos podrán apoyarse en ello gracias, una vez más, a la fibra. Ésta es la que se ocupará de absorber toda la glucosa sobrante y así los niveles del cuerpo siempre estarán regulados. También ayudará a que el cuerpo requiera una menor cantidad de insulina.

Y aunque podríamos creer que con esto terminan las propiedades del pan integral, todavía nos queda algo que añadir. No es otra cosa que el aporte que realiza este tipo de pan a la reducción del colesterol malo. Siempre pensamos en maneras de reducirlo de forma natural y es bueno ver que el pan nos lo puede proporcionar. Al mismo tiempo, no solo reducimos el colesterol malo, sino que aumentamos el bueno. Los efectos beneficiosos en nuestra vida son directos, dado que nos sentiremos mejor y nos alejaremos de la posibilidad de sufrir problemas de salud como hipertensión.

Tan fácil como hacer un cambio

Es posible que hayamos pasado toda nuestra vida comiendo pan blanco y que se trate de la costumbre en nuestra casa. Seguramente sea complicado introducir el cambio de una manera inicial, pero tenéis que insistir y poco a poco iros acostumbrando a consumir pan moreno. Este cambio de hábito os proporcionará muchas ventajas tal y como hemos podido ver. A esto hay que sumar que también introducimos en el organismo una mayor cantidad de minerales y vitaminas que son muy adecuados para potenciar las distintas propiedades beneficiosas de las que os hemos hablado, especialmente de aquellas dirigidas a evitar enfermedades.

Esta es solo otra demostración de que la comida integral está convirtiéndose en una de las tendencias más saludables que podemos adoptar para introducir cambios en la dieta. Los expertos recomiendan que tengamos la costumbre de garantizar que todos los días introducimos al menos 30 gramos de fibra en nuestro cuerpo. Si lo hacemos evitaremos los problemas digestivos, así como el temible estreñimiento del cual hemos hablado al inicio del artículo. Y aunque hay muchos alimentos con fibra que podemos tener en cuenta, está claro que el pan integral es uno de los más fáciles en cuanto a su introducción en la dieta y en la alimentación diaria de la que hagamos uso.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz