Curas con limón

Curas con limón 1

El limón es una de las frutas terapéuticas y aliadas de la buena salud, recomendado desde antaño para una variedad de fines que van desde bueno para mejorar resfríos y estados gripales por su contenido de vitamina C, hasta para el hígado o incluso para mejorar el aspecto de la piel.

De hecho, el limón se cuenta como el cítrico con más cantidad de propiedades benéficas: buena fuente de vitamina C, de ácido cítrico, calcio y magnesio, y de bioflavonoides, entre otros.

El limón es conocido por sus propiedades antioxidantes, depurativas y diuréticas, además de por ser de ayuda para mejorar las defensas naturales de nuestro organismo. También es bueno para mejorar al aspecto de la piel y, como se señaló, para mejorar estados hepáticos y gripales.

Pues bien, compartamos entonces algunos remedios naturales que puedes preparar a partir del limón.

Decocción antigripal y antifebril

Pela un limón y corta en pedazos la cáscara, y ponla a hervir en agua unos minutos. Filtra, y endulza con miel el líquido resultante. Es ideal para beber en estas ocasiones, se recomienda hacerlo de dos a tres veces al día.

Indigestiones o ataques de hígado

Se debe mezclar media taza de agua tibia con el jugo de un limón, en caso de que resulte demasiado agrio, se puede endulzar con un poco de miel o una cucharadita de azúcar integral. Se debe consumir luego de una comida fuerte o al sentir malestar estomacal.

Rehidratante natural

El limón también es bueno como rehidratante: combina el jugo de un limón con un vaso de agua y súmale una cucharadita de bicarbonato de sodio. Se podrá beber en cualquier momento en que se haya sufrido una deshidratación, sea por una diarrea prolongada o por actividad física intensa.

Cura de los limones cocidos

Finalmente, te compartimos una cura  de utilidad para estimular, limpiar y tonificar el organismo en su totalidad. Primero debes hervir el limón entero, a fuego lento, o cocinarlo en el horno hasta que se ablande (como se haría con una manzana).

Se puede luego endulzar con miel o un poco de azúcar. La idea es comer el limón entero, uno por día, hasta llegar a seis días. Se debe hacer por cuatro meses, alternando varias semanas.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz