Cupping, información sobre la terapia de moda

Terapia del Cupping

¿Qué es el cupping? Seguro que en los últimos días has oído hablar de ello en prensa y televisión. El motivo es que ha estado presente en los Juegos Olímpicos de Río 2016, especialmente en el cuerpo del famoso nadador Michael Phelps. Si bien inicialmente hubo preocupación por la presencia de ciertas marcas circulares en el cuerpo del atleta, no se tardó en descubrir que en realidad se trataba de un proceso terapeútico destinado a mejorar la salud de los deportistas. Y profundizando un poco más comprobamos que no solo se está utilizando en el ámbito deportivo, sino que también hay muchas otras personas famosas que lo usan, como actrices de Hollywood.

Cupping, una tradición milenaria

Ya hemos detectado las manchas rojas en la piel de los deportistas y sabemos que no nos tenemos que preocupar de ellas. No son una varicela extrema venida del espacio ni nada parecido. La presencia de estos círculos es la “consecuencia” o el “rastro” para ser más exactos de que hemos pasado por esta terapia alternativa. No es una idea precisamente nueva, dado que se lleva utilizando desde hace miles de años en todo el mundo e incluso en España hay especialistas que la practican desde hace varias décadas sin que haya sido objeto de popularidad ni sorpresa. Pero es ahora, gracias a los famosos, cuando está convirtiéndose en una idea popular.

¿Cómo funciona?

El sistema es más sencillo de lo que podáis imaginar y seguro que entendéis porqué al final el señor Michael Phelps, que lucha contra su edad por medio de este tipo de terapias y mucha autosuperación, queda con esas manchas. En el pasado se trataba de un proceso en el cual había que colocar una taza de vidrio en el cuerpo de las personas que necesitaban este apoyo. La particularidad es que la taza se calentaba para que alcanzase una temperatura muy elevada. Por lo tanto, cuando colocábamos la taza en el cuerpo del paciente lo que se producía era un vacío por el cual piel reaccionaba. El proceso terminaba cuando la taza se había enfriado, derivando en que esta parte del cuerpo disfrutara de un apoyo saludable muy positivo.

Lógicamente, los tiempos cambian y la tecnología médica avanza una barbaridad. Esto ha llevado a que ya no sea necesario el uso de la taza, lo que resultaba un poco arcaico. En sustitución de esto se ha creado un sistema de bomba de calor que realiza el mismo proceso, pero de una manera más controlada y con un mayor índice de comodidad. El resultado, eso sí, es el mismo en términos de marcas, pero no hay de qué preocuparse, dado que se marchan con el tiempo y no producen ninguna molestia.

¿Para qué sirve?

Michael Phelps

Los deportistas están aprovechando la ventosaterapia como forma de aumentar su índice de recuperación tras el esfuerzo físico. Cuando la bomba comienza a actuar a través de las ventosas que se ponen en la piel, esta realiza un ejercicio de succión y estira los músculos. Este movimiento deriva en que no haya músculo que quede tenso, sino que todos se relajan de una manera extrema. Los vasos sanguíneos producen un efecto de expansión, consiguiendo que de manera automática la circulación de la sangre sea mucho más fluida. Y esto, como seguro que ya sabéis, provoca que la recuperación después de un ejercicio físico sea mucho más elevada. Es uno de los recursos “mágicos” a los que están recurriendo los atletas que han pasado por procesos de entrenamiento más exigentes. En el caso de Michael Phelps, estamos seguros de que ha pasado por entrenamientos muy duros para poder llegar a su rendimiento actual en los Juegos Olímpicos y lo más probable es que el cupping haya sido fundamental en su recuperación.

Dos tipos de cupping

Aunque no sabemos qué tipo de cupping ha usado el nadador, lo cierto es que hay dos diferentes que se utilizan dependiendo del consejo del profesional que aplique la terapia. Uno de los dos tipos es seco y se produce con el proceso que hemos mencionado de succión. El otro es mojado y no solo utiliza succión, sino que también produce un efecto de sangrado que, eso sí, se encuentra totalmente controlado en todo momento. Este último método es, lógicamente, un poco más agresivo y ha llegado a recibir muchas opiniones en contra. Aunque como todas las terapias alternativas, lo que pasa con este proceso es que no todos los profesionales de la salud están de acuerdo con que sea algo que realmente aporte un beneficio a los atletas.

En algunos casos se dice que el cupping solo es un placebo y en otros se argumenta que puede llegar a producir espondilosis. Nosotros sabemos que para Michael Phelps ha sido una de las principales ventajas que ha tenido para que la edad no sea, en Río 2016, un impedimento, dado que ya se ha hecho con varias medallas de oro. Y seguro que su ejemplo lo siguen muchos otros nadadores.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz