Cuperosis: la enfermedad del invierno y las mejillas rojas

Cuperosis: la enfermedad del invierno y las mejillas rojas 1

La cuperosis afecta a la piel y está relacionada con problemas de microcirculación y afecta principalmente a los vasos sanguíneos de la piel facial.

Sus síntomas visibles son la formación de pequeñas varices o venas varicosas en diferentes partes del rostro. or otro lado, aparece en todo tipo de piel a causa de factores como emociones intensas, alcohol, café, tabaco, picantes, transtornos digestivos, exposición excesiva a la radiación solar o al uso continuado de corticoides tópicos.

Características principales

Generalmente, aparece más en las mujeres, sobretodo en las que tienen piel sensible, blanca o fina, que se enrojecen con facilidad.

La principal característica son las pequeñas venas varicosas que aparecen en pómulos y costados de la nariz de color púrpura o rojizos, que pueden ser acompañados por los siguientes síntomas:

♦ Enrojecimientos en el rostro (pueden volverse permanentes)

♦ Poca elasticidad de la piel (suele ser un factor desencadenante)

♦ Pueden aparecer papulopústulas (acne rosacéo)

¿Cómo prevenirla?

Cuperosis: la enfermedad del invierno y las mejillas rojas 1

Para prevenirla se deben evitar los cambios brusos de temepratura. Se deben tener en cuenta que los factores que agravan la vasodilatación son los que desencadenan la cuperosis, por ejemplo, un baño caliente o un plato picante pueden empeorar el enrojecimiento.

Estos son algunos puntos que debes prevenir:

♦ Exponerse a funtes de calor como chimeneas, mantas térmicas o radiadores

♦ Uso de jabones agresivos, peeling químico o exfoliantes

♦ Agua con mucho cloro o muy calcárea

♦ Radiación solar y lámparas UVA

♦ Estrés y agotamiento

Consejos adicionales

Una correcta prevención comprende el uso de cosméticos adecuados para condiciones climáticas desfavorables, también el uso de los productos habituales hidratantes y protectores de la piel. Los fotoprotectores que utilices deben proteger frente a radiaciones UVA, UVB e IR ya que evitamos el fotoenvejecimiento celular. Por otro lado, se debe evitar la exposición solar para ayudar a prevenir la aparición de la cuperosis.

También te ayudarán a evitar la aparición de la cuperosis evitar el consumo de alcohol, tabaco y sustancias excitantes, así como mantener un dieta rica en verduras y frutas.

Vía: cuperosis.es

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz