Cuidar la piel con el frío

La piel en invierno también sufre, y debe ser cuidada: aunque quizá queden menos partes al aire -en comparación con el verano-, las zonas expuestas pueden quedar muy vulnerables ante la acción del frío, el viento y el clima invernal.

Las primeras en demandar mayores cuidados son la cara y las manos: son las que quedan desprotegidas y las que fácilmente pueden resecarse, e incluso pasparse por el frío. En este sentido, compartamos algunos consejos profesionales para atravesar el invierno que con una piel más sana y saludable.

En principio, aunque las temperaturas bajas, y más cuando recién regresas a tu casa, te lleven a lavar tu rostro y manos con agua bien caliente, procura no hacerlo, ya que si el agua está demasiado templada puede resecar aún más la piel. Lo conveniente es hacerlo con una temperatura media, tibia, ni muy frío ni muy caliente, y usar productos suaves que no sean agresivos. Otro punto: el secar bien y con una toalla de algodón suave y limpia.

La hidratación también será clave, tanto por dentro como por fuera: cuidar el beber agua frecuentemente e incorporar alimentos ricos en vitaminas y minerales, como frutas y verduras con antioxidantes, así como el uso de cremas hidratantes, con protección solar incluida, será esencial.

Al respecto, no descuides los labios: de todo el rostro, los labios sean quizás la región más sensible, por ello, no dejes de colocarte un protector labial que humecte y proteja de la acción del frío y el viento. Algo para evitar: la tendencia generalizada a lamerse los propios labios, aunque sientas resecos tus labios, no hará más que empeorar la situación.

En cuanto a la crema que utilices, asegúrate que contenga también factor de protección solar (de al menos 20), ya que ayudará a prevenir y/o retrasar el envejecimiento y la aparición de manchas. En cuanto al maquillaje, no se recomienda el exceso, ya que puede llevar a intolerancias, un maquillaje medido y acorde al día, con una base de crema hidratante, será lo más adecuado.

En este sentido, vale destacar que vienen productos incluso enriquecidos con vitamina E, con agentes antienvejecimiento, y con protección solar, los que pueden ser la base ideal previa al maquillaje.

En cuanto al cuerpo, lo mejor será abrigarse lo suficiente, pero utilizar tejidos que permitan una buena respiración de la piel (sobre todo en la ropa que ocupe la “primera capa”. En las manos colocarse guantes y, de ser necesario, también bufanda para el cuello y gorro para la cabeza.

Finalmente, en el caso de los más pequeños, el cuidado debe ser extra: son más susceptibles de sufrir irritaciones, en especial, en la boca y manos. Los niños tienen predisposición a sufrir dermatitis atópica, y este riesgo aumenta en invierno, sobre todo, en las manos. Habrá que aplicarles crema hidratante e insistir en que utilicen guantes.

La higiene es asimismo algo fundamental: su baño debe ser a diario, y ser con agua tibia y productos neutros o suaves.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz