Cuidado de uñas: consejos para tenerlas perfectas

Cuidar las uñas

A la gran mayoría de mujeres nos encanta lucir perfectas en cualquier ocasión. Sentirnos atractivas y dar una buena imagen son cosas que tenemos muy en cuenta. Nos preocupamos por nuestro cuerpo, la cara, la vestimenta, el pelo… pero ¿alguna vez te acuerdas del cuidado de uñas? Aunque no te lo creas el aspecto que presenten nuestras uñas va a decir mucho de nosotras. No solo por lo bonitas que puedan llegar a ser, sino que también vamos a dar una imagen de higiene. Es evidente que unas uñas cuidadas son mucho más agradables que aquellas que están mordidas o tenerlas siempre limpias y con buen color. A veces las uñas pueden presentar un aspecto negativo, en ocasiones las causas son ajenas a nosotras pero tenemos algunos consejos que darte para que tus uñas siempre estén perfectas. Son fáciles de llevar a cabo y podrás hacerlo desde tu casa: no hace falta acudir a un centro de belleza semanalmente.

Cuidado de uñas con una buena alimentación

Seguro que ahora mismo te estarás preguntando qué tendrán que ver los alimentos que tomamos con las uñas. Pues bastante, ya que muchos productos contienen propiedades que nos ayudan a mantener nuestras uñas sanas, otros por el contrario pueden ser perjudiciales. Nuestra dieta influye bastante en el aspecto de las uñas. Por este motivo es fundamental que incluyas en ella alimentos que contengan una gran cantidad de vitaminas, principalmente las de tipo A y B. Así que intenta tomar muchos tomates, zanahorias, pescados o nueces… Aunque no debes abusar demasiado es bueno que tomes alimentos lácteos y derivados. Esto se aconseja para que consigamos el calcio que necesitamos.

La hidratación también cuenta

Sabemos perfectamente que todos los nutricionistas recomiendan beber uno o dos litros de agua a día. Nuestro cuerpo necesita estar hidratado, pero nuestras uñas también. La diferencia es que aquí no vamos a utilizar agua, sino aceite de oliva. Para que tus uñas se mantengan perfectas unta un poco de aceite en ellas y realiza un masaje de unos 5 minutos. Luego, si lo tienes a mano, te recomendamos que también les eches un poco de aceite de ricino porque las fortalecerá.

No te olvides de las cutículas

Las cutículas son la parte de las uñas que menos cuidamos. Solo les hacemos caso cuando tenemos algún pellejo o padrastro y queremos quitarlo rápidamente. Pero también tenemos que tenerlas presentes. Al igual que has hecho con las uñas, hidrata las cutículas con una crema y no las cortes directamente, mejor utiliza un bastoncillo para bajarlas.

¿Lima o tijeras?

Normalmente solemos llevar las uñas medianamente largas, pero a veces se nos va un poco de las manos y no queremos que tengan tanta longitud. Si las quieres cortar utiliza mejor una lima, dado que las tijeras pueden hacerte daño. En cualquier caso, puedes usar un cortauñas especializado. Si necesitas cortártelas el mejor momento es después de la ducha, puesto que tendremos las uñas más blandas y siempre hazlo siguiendo la forma de la cutícula.

consejos para las uñas

Aún así, es mucho más recomendable que utilices una lima y si es de cartón mejor. Para que te queden con una forma perfecta reblandece las uñas con agua tibia y jabón durante unos minutos y posteriormente límalas de un lado a otro siguiendo siempre la misma dirección. Hazlo con suavidad o podrías partirte alguna.

Uñas coloridas

Cuando hablamos de color podemos referirnos a dos cosas importantes. Por un lado el color natural de nuestras uñas y por otro los esmaltes que utilizaremos para embellecerlas. Comenzaremos con el color natural. Lo lógico es que las uñas presenten un color blanquecino, pero no siempre ocurre así y de repente vemos que las tenemos amarillas. Esto no queda bonito, así que rápidamente llevaremos a cabo una acción blanqueante. Lo mejor para conseguirlo es el zumo de limón. Empapa tus uñas durante unos minutos y repite este proceso varios días. Verás los resultados. También existe una pasta hecha de limón, aceite de oliva y bicarbonato que se utiliza bastante para este objetivo.

En el caso de los esmaltes es recomendable que antes de pintarte las uñas utilices una base protectora. Además, intenta que estos esmaltes sean de buena calidad al igual que los desmaquillantes que utilices. Lo ideal es que uses productos sin acetona, puesto que esta sustancia reseca mucho las uñas y las debilita rápidamente. Aún así, evita llevar a cabo estos procesos de forma diaria. Deja respirar a tus uñas y regálales algunos momentos de libertad para que respiren sin estar cubiertas de un esmalte.

Como ves, nuestras uñas también necesitan cuidados y al igual que para el resto del cuerpo existen técnicas y tratamientos que nos ayudarán a mantenerlas sanas. Apúntate estos trucos de belleza que puedes realizar en casa para el cuidado de uñas y que harán que luzcan el mejor aspecto posible.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz