Cuidado con la Salmonela

salmonela

Ayer te recomendábamos consumir tomate para lograr una mayor protección contra los rayos solares dañinos, hoy, el tomate vuelve a ser noticia, pero por otro motivo: por la salmonela.

Resulta que recientemente se ha detectado un brote de esta enfermedad en los Estados Unidos relacionado, precisamente, con esta baya.

Por este motivo, en este país norteamericano las autoridades están tratando de encontrar el origen de este brote en los tomates, para ello deben considerar e investigar no sólo las granjas en las que se cultivan estas bayas, sino también todos los controles de calidad y empacamiento a los que son sometidos estos vegetales para poder detectar dónde radica el problema de contaminación.

El departamento de agricultura de la Florida pondrá en vigor el 1ro de julio una serie de normas con respecto a los pasos del cultivo y distribución del tomate para tratar de evitar más casos de esta enfermedad. Estas normas, sin embargo, ya vienen siendo seguidas por muchos agricultores desde el año pasado.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA en inglés), por su parte, quiere que le den autoridad para fijar reglas de cumplimiento obligatorio en el manejo de productos como el tomate y verduras en los que son comunes los brotes de alguna infección. El Congreso todavía no se ha pronunciado en torno a esa solicitud.

De cualquier modo, para evitar esta enfermedad se han dado algunos consejos básicos que nos conciernen a todos nosotros, los consumidores: el punto para evitar esta infección bacteriana que, entre otros trastornos, causa enterocolitis, es evitar el cambio de temperaturas. Así, por ejemplo, si un tomate estuvo expuesto bajo el sol y luego es sacado de allí y lavado con agua fría, se puede correr el riesgo de que el mismo absorba el agua a través de alguna rajadura o la que resulta cuando se el quita el tallo y con ella, cualquier microorganismo, o en este caso, la bacteria salmonela. Una vez adentro, la bacteria se multiplica y causa la enfermedad.

Si bien es necesario lavar bien todos los vegetales antes de consumirlos, en el caso del tomate, se recomienda no hacerlo con agua muy fría.

Y no sólo el tomate debe ser producido y manipulado con cuidado, la mayoría de las frutas y verduras, elementos esenciales de cualquier dieta saludable, pueden ser al mismo tiempo alimentos potencialmente peligrosos por ser portadores de microorganismos nocivos: la espinaca y la lechuga pueden transportar esqueriquia coli, la cebolla verde hepatitis tipo A, las frambuesas parásitos, el melón salmonela, el perejil shigella, etc.

Vía Yahoo.com.ar

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz