Cuidado con estos componentes

etiqueta ingredientes no tan sanos

Siempre que uno tenga que optar por un determinado producto, es útil leer las etiquetas con los componentes para saber realmente con qué está hecho y, en consecuencia, que se está ingiriendo. Estate atento a los siguientes ingredientes –ya que no son tan saludables- y que, por lo general, se pueden encontrar en snacks, ciertas galletas o dulces:

 

1-Aceites hidrogenados –o grasas trans-: Es elaborado a través de un proceso en el cual se solidifican los lípidos vegetales naturalmente líquidos a través de ciertos procesos industriales. Muchas veces son utilizados porque son más económicos y porque aumentan la vida útil del producto, por lo que las empresas alimenticias se pueden ver económicamente beneficiadas. De modo general, se puede decir que consumir grasas trans en exceso puede aumentar el colesterol malo en sangre y, también, ser perjudicial para el corazón.

 

2-Harinas enriquecidas: La mayoría de los nutrientes naturales contenidos en los cereales son destruidos en los procesos de refinación, es así como algunas compañías productoras de alimentos les vuelven a incorporar esos nutrientes de manera artificial a los que denominan “enriquecidos”. Siempre procura elegir alimentos hechos con harinas y granos integrales.

 

3-Jarabe de alta fructosa: El organismo procesa de manera diferente este compuesto que el azúcar tradicional de caña. Además, contiene más fructosa que azúcar y se convierte en grasa más fácilmente, por lo que puede provocar aumento de peso.

 

4-Azúcar refinado: Cuando uno consume azúcar esto provoca un ascenso rápido de los niveles de azúcar en sangre. Así que luego de aproximadamente dos horas, se provocará un descenso lo que puede provocar una sensación de cansancio. El azúcar que está naturalmente combinado con fibra, como en el caso de las frutas frescas, será absorbido por el organismo de manera más lenta, lo que ayudará a evitar esos ascensos y descensos bruscos del azúcar en sangre.

 

5-Grasas saturadas: Se encuentran principalmente en productos de origen animal como manteca, crema, o en la carne misma o también en la piel de los pollos. Las grasas saturadas también suben el colesterol en sangre y pueden provocar placas en las arterias, lo cual puede desencadenar en enfermedad cardiovascular.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz