Cuida tus rodillas

Cuida tus rodillas 1

Las rodillas son unas de las articulaciones más importantes del cuerpo, y deben ser cuidadas, ya que suele sufrirse trastornos con el paso del tiempo, y son las que más sufren por la ganancia de peso, el abuso o falta de prevención en la práctica de ciertos deportes, entre otros factores.

El principal aliado para mantener las rodillas en buen estado por más tiempo es el tener una masa y salud muscular apropiados. De manera general, el sobrepeso y la edad avanzada son los principales factores que intervienen en la aparición de dolor en las rodillas, pero existen también casos de personas delgadas y jóvenes que sufren trastornos, debido sobre todo a una carencia de la masa muscular que rodea y protege las rodillas.

Los problemas que pueden aparecer en las rodillas van desde artrosis o atritis (especialmente en los mayores) hasta lesiones varias provocadas por los deportes como son las de menisco y ligamentos cruzados.

Si bien la práctica de deporte está recomendado para mejor salud y para mantenerse dentro del peso normal, hay que tener ciertos recaudos para, precisamente, no resentir las rodillas.

Entre los deportes de mayor riesgo para estas articulaciones tan importantes en el cuerpo, se encuentra el fútbol y el rugby, que pueden llegar a provocar lesiones directas, pero también hay otros, como el pádel o el tenis que perjudican en gran medida las rodillas, lo que se nota en especial con el paso del tiempo. Se trata de deportes que fuerzan cartílagos y partes blandas al ejercer mucha presión sobre la zona.

A modo de prevención, será bueno conocer algunos ejercicios fáciles de hacer para fortalecer las rodillas, denominados “ejercicios isométricos“, y que pasan por contraer los músculos sin estar en movimiento. Un ejercicio de este tipo se puede hacer tumbado en un sofá, para extender luego una pierna cada vez y aplicar un poco de tensión en ella, como si se quisieran “marcar” los músculos en ella.

Existen otros ejercicios beneficiosos denominados “propioceptivos” que también ayudan a proteger la articulación: por ejemplo, bastará con mantenerse en equilibrio unos instantes sobre alguna superficie un tanto inestable, como una alfombra o manta, de modo que se van fortaleciendo los músculos de alrededor de las rodillas.

La clave pasa, en resumen, por seguir una dieta saludable y equilibrada, y en realizar actividad física moderada. Además, habrá que utilizar buen calzado, que sujete bien y permita al pie caminar de manera correcta, para evitar problemas articulares y de espalda.

Ante la mínima lesión o molestia, habrá que recurrir a un médico cuanto antes para evitar problemas mayores. Como en todo, es importante tomar conciencia y cuidar nuestra rodillas desde temprana edad.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz