Cuida bien tu descanso, para prevenir obesidad y cáncer

¿Problemas para conciliar el sueño? Prueba con estos alimentos 1

Las alteraciones en el ritmo circadiano tiene sus implicancias sobre la salud, y puede ocasionar desde un aumento de peso hasta el desarrollo de un tumor. Sin embargo, los estudios en humanos no habían podido determinar si el cambio en los patrones de sueño eran la causa de estas enfermedades o si simplemente ambas mantienen una correlación.

Para profundizar en el tema, un grupo de investigadores holandeses han presentado un modelo experimental en ratones que permite someterlos a cambios –similares a los sufridos por los humanos– en el ritmo circadiano -el reloj interno que regula las funciones biológicas del cuerpo durante los distintos periodos del día-.

El mecanismo del reloj circadiano y de la carcinogénesis es similar en ratones y en humanos, por lo que este sistema permite estudiar cómo las diferentes alteraciones circadianas afectan al cuerpo y cómo se puede intervenir para reducir los efectos adversos”, destacó al respecto Bert van der Horst, biólogo del Centro Médico de la Universidad Erasmus (Holanda).

Así, y según se publicó en la revista especializada Current Biology, los expertos probaron este nuevo modelo en hembras de ratón con predisposición genética a sufrir cáncer de mama. En circunstancias normales, los roedores debían desarrollar el cáncer en 50 semanas, pero este periodo se redujo a solo ocho semanas en aquellos que fueron sometidos a alteraciones en los ciclos de luz y oscuridad.

Además, estos animales ganaron un 20 por ciento de peso. “La conclusión es que los cambios crónicos en los horarios de luz son un factor que provoca cáncer, obesidad y otros problemas metabólicos”, hizo hincapié Van der Horst.

Los resultados concuerdan con los hallazgos en otros estudios epidemiológicos en humanos y proporcionan evidencias de que la alteración circadiana es un factor carcinogenético”, añadió por su parte Till Roenneberg, biólogo en la Universidad Ludwig-Maximilian en Munich (Alemania) y otro de los autores del estudio.

Uno de los hallazgos más destacados del estudio es que la ausencia de sol (con los consiguientes bajos niveles de vitamina D) y de melatonina no serían factores subyacentes en la ganancia de peso y el desarrollo de cáncer de mama. Para futuras investigaciones, los científicos pretenden establecer biomarcadores en humanos y ratones que señalen una alteración en el ritmo circadiano.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz