Cuatro alimentos ricos en flavonoides

arandanos

Los flavonoides son una de las “estrellas” en los alimentos, ya que son antioxidantes, cardioprotectores y previenen el cáncer, entre otras buenas características para la salud humana. Pero también tienen una acción contra la ansiedad, ¿sabías?

De acuerdo a las investigaciones de un equipo de la Universidad de Emory, en Estados Unidos, y de la Universidad autónoma de Barcelona (UAB), un compuesto llamado 7,8-dihidroxiflavona presente en los flavonoides, sería muy efectivo para tratar la ansiedad.

Para beneficiarnos de ésta y de sus otras ventajas, te contamos a continuación cuáles son cuatro de los alimentos más ricos en estos compuestos para que incorpores en tu dieta.

Granos de cacao

Seguro que lo sabes, pero si algo identifica al cacao es precisamente su contenido de flavonoides: consumidos con moderación pueden ser un gran aliado de la salud. Su uso con fines terapéuticos es conocido desde antaño.

Su nivel de antioxidantes también lo ubican como un aliado del corazón, por lo que una buena dosis de chocolate amargo cada tanto, no estará de más.

Los arándanos

Estas sabrosas y pequeñas frutas no son solo un placer para el paladar: sus flavonoides son beneficiosos para el organismo, con aporte de antocianos y carotenoides. Sus compuestos no solo neutralizan la acción de los radicales libres sino que también ayudan a relajarse, a mejorar la circulación de la sangre, entre otros.

Además, los arándanos son antiinflamatorios y antibacterianos, ayudan a eliminar toxinas y a fortaleces las defensas naturales.

Cuando se sufre estrés, se elevan los niveles de cortisol en sangre lo que altera en parte las funciones básicas del organismo. En este sentido, los arándanos también ayudan.

Bayas de saúco

Las bayas de saúco son ricas en vitamina C y flavonoides y, por tanto, se presentan como un complemento diario excelente para reducir la ansiedad. Además, no hay que dejar de destacar que son una fuente natural nutrientes, en especial todas las vitaminas del complejo B: B1, B2, B5, B6 y ácido fólico.

Tienen un gran efecto antioxidante, depurativo y favorecen el sistema inmunológico. Puedes encontrarlas en las farmacias en forma de comprimidos. No obstante, también puedes consumirlas de forma natural.

Harina de algarroba

Finalmente, recomendamos la harina de algarroba, otra alternativa sana, natural y recomendable, siempre preferible a las blancas refinadas, bastante nocivas para la salud. La harina de algarroba procede del fruto del algarrobo, y es energética, rica en proteínas, calcio, hierro y en vitaminas A, B1, B2, B3 y D. Es además apta para celíacos.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz