Cuarto de baño: recaudos para que no sea lugar de “alto riesgo” (II)

El otro día comenzamos a compartir en Vitadelia algunos consejos para tratar de evitar

que el cuarto de baño, lugar de higiene, se convierta en un foco de contaminación.

Además de la limpieza periódica de los sanitarios y azulejos, se pueden tomar otros recaudos para maximizar la seguridad y salubridad del ambiente.

Siempre que se vaya a descargar el depósito del baño será mejor hacerlo con la tapa del inodoro baja. De lo contrario, los gérmenes pueden alcanzar varios metros de altura y quedar suspendidos en el aire por hasta dos horas y contaminar cepillos para dientes, peines, cosméticos y lo que esté en el baño.

El caso del moho o la aparición de hongos en las paredes y cubiertas, en los armarios y demás mobiliario, tampoco es un tema para descuidar. El moho está formado con base en microorganismos que, en la mayoría de los casos, no causan enfermedades, no obstante, sí pueden causar un cambio en la flora normal de la boca si entra en contacto con ella a través los cepillos dentales, provocando gingivitis y caries, por ejemplo.

Con respecto a los hongos en los pies, hay dos puntos básicos a considerar: uno tiene que ver que mantener una alfombra de felpa o de goma de uso común, el otro, con bañarse descalzo en un lugar fuera de casa, por caso, el gimnasio.

Con respecto a lo primero, no hay que perder de vista que todo lo que quede en el baño es propenso a ser caldo de cultivo para la proliferación de microorganismos, así que de ser posible eliminar la alfombra será lo mejor. En caso de que haya menores o ancianos que corran  mayor riesgo de resbalarse, habrá que lavarla con cloro o desinfectante periódicamente.

En cuanto a lo segundo, si bien en la propia casa uno sabe si hay o no casos de micosis, y uno lava y desinfecta con frecuencia, en un club o gimnasio el control ya no depende de nosotros. En este caso, lleva siempre contigo chanclas o pantuflas de baño.

Finalmente, no descuides tampoco la ventilación del baño. El vapor que despiden las duchas de baño calientes eleva la humedad en las paredes, lo que propicia la aparición de moho. Para evitar esto se deberá mantener bien ventilado y aplicar una solución mitad cloro mitad agua sobre las superficies, al menos, dos veces por mes.

Vía Yahoo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz