Cuanto más se retrasa el inicio de la alimentación sólida en un bebé, menos riesgo de sobrepeso en edad adulta

Si lo que se quiere es evitar que un niño sea obeso en la edad adulta sería recomendable entonces demorar la alimentación sólida cuando es bebé, ya que de este modo se reduciría su riesgo de sufrir de sobrepeso, según lo advertido por la doctora Kim Fleischer Michaelson, de la Universidad de Copenhague.

Cuanto más se demora la alimentación complementaria a un bebé, entre los 2 y 6 meses, menor riesgo tendrá de ser un adulto obeso“, aseguró la especialista.

Aunque no haya resultados concluyentes, varios estudios previos han sugerido que la lactancia previene la obesidad.

Para comprobar la relación entre el momento en que se comienza a dar alimentos sólidos a un bebé y su mayor o menor riesgo de sobrepeso, el equipo de Michaelson analizó los datos de unos 5.068 hombres y mujeres nacidos en Copenhague entre 1959 y 1961.

Se escogió ese lapso porque en ese momento los médicos recomendaban a los padres iniciar la alimentación sólida de un bebé entre los 4 y 6 meses de edad (aunque se sabe también que muchos comenzaban antes).

La mitad de los participantes había recibido lactancia exclusiva por lo menos hasta los 2 meses y medio y la otra mitad había empezado a comer alimentos sólidos a partir de los 3 meses y medio.

Un 17 por ciento de estos bebés habían empezado a ser alimentados con cuchara antes de los 2 meses de edad mientras que un 46 por ciento, a los 4 meses o más.

Tras analizar los datos, los investigadores hallaron que al año de vida, aquellos pequeños que habían tomado leche materna por más tiempo tenían índices de masa corporal (IMC) más bajos. Recordemos que el IMC es un indicador que relaciona el peso con la altura y sirve para determinar el nivel de sobrepeso de una persona.

Sin embargo, no se encontró una relación significativa entre la duración de la lactancia y el IMC en la niñez, la adolescencia o la adultez.

Lo que sí halló el equipo fue una vinculación entre la edad de inicio de la alimentación sólida y el IMC en la adultez: “El riesgo de tener sobrepeso a los 42 años disminuyó entre un 5 y un 10 por ciento por cada mes de demora en el inicio de la alimentación complementaria“, explicó Michaelson.

Lo mejor es esperar hasta que el bebé tenga 6 meses, aunque no hay motivo para ser demasiado rígidos con la edad. Algunos bebés necesitan alimentos complementarios antes de los 6 meses, aunque no deberían ingerirlos antes de los 4 meses de edad”, concluyó la especialista.

Vía Buenasalud

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz