¿Cuándo se engorda más, en las vacaciones de verano o en Navidad?

¿Cuándo se engorda más, en las vacaciones de verano o en Navidad? 1


Hay algunas épocas del año en las que, aunque lo intentamos, es imposible no ganar algunos kilos. Las vacaciones, el verano, las Navidades y la Semana Santa. En esta ocasión resolveremos una duda curiosa, ¿cuándo se engorda más, en las vacaciones de verano o en Navidad?

El verano, más conflictivo que la Navidad

Aunque muchas personas crean que la Navidad es la peor épica del año porque hay muchos encuentros familiares, comidas en el trabajo, fiestas… lo cierto es que el verano puede ser más peligroso para mantener la línea.

En verano, según el especialista en nutrición y gastronomía del Instituto Médico Europeo de Salud (IMEO) se pueden engordar entre 3 y 5 kilos por persona mientras que en Navidad el aumento de peso se cifra entre 2 y 4 kilos según afirma la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

¿Por qué se engorda más en verano que en Navidad?

Los españoles engordan más en verano por varias razones. Una de ellas es bastante obvia, el verano es una época del año mucho más larga que la Navidad. Es una estación, es decir, tres meses, mientras que la Navidad únicamente abarca un mes prácticamente entre eventos y fiestas propiamente dichas.

Otra de las razones que explica el mayor aumento de peso en verano que en Navidad es que los españoles, aunque no disfrutemos de vacaciones durante todo el verano, sí nos tomamos unas vacaciones gastronómicas. Aunque sea una época ideal para comidas ligeras y refrescantes, comemos menos pero peor.

La Navidad, mayor aumento de peso en menos tiempo

Con la Navidad lo que ocurre es que, aunque el aumento de peso en términos globales sea menor, al concentrarse en menos tiempo, resulta más visible. Las comidas familiares, los almuerzos con amigos o en el trabajo, las cestas navideñas, el consumo de alcohol, los dulces… todos estos componentes suman para ir ganando esos kilos de más.

Uno de los elementos más conflictivos para mantener la línea a final de año es el alcohol. En Navidades el consumo de alcohol aumenta aunque es recomendable hacer un consumo responsable.

Calidad frente a cantidad

Tanto en el caso de las Navidades como en el verano, donde se multiplican las comilonas, resulta necesario apostar por la calidad frente a la cantidad. No siempre es necesario que en la mesa domine la opulencia, sino que resulta más interesante apostar por un menú equilibrado y donde abunden los alimentos sanos y equilibrados.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz