¿Cuáles pueden ser las causas de los acúfenos? Posibles tratamientos

¿Cuáles pueden ser las causas de los acúfenos? Tratamientos 1

Todavía no se conoce con exactitud qué hace que una persona oiga sonidos sin un estímulo externo. De todos modos, los especialistas consideran que pueden estar asociados a problemas auditivos como:

*Infección del oído.

*Presencia en el conducto auditivo de un cuerpo extraño o de exceso de cera.

*Hipoacusia por ruidos fuertes debido a explosiones, por exposición al ruido constante en el ámbito laboral (por ejemplo, usar un martillo neumático sin protección acústica) o por escuchar música amplificada y estrepitosa.

*Los provocados por algunos fármacos con efectos secundarios perjudiciales para el oído (ototóxicos), como antibióticos de la familia de los aminoglucosidos (amikacina, gentaminina, estreptomicina), diuréticos de asa (bumetanida, furosemida), anitineoplásicos (cisplatino) y salicitatos (aspirina).

*Enfermedad de Mèniere (trastorno del oído interno que produce hipoasia y vértigo).

Algunos especialistas también han señalado al consumo de alcohol y cafeína como factores nocivos, y desde la APAT se ha añadido a ciertos traumas, intervenciones quirúrgicas en el oído, el estrés y la hipoacusia.

Además, está descrito que también pueden ser un síntoma de hipertensión arterial, alergia o anemia y estar vinculado a enfermedades cardiovasculares, problemas neurológicos o tumores en el sistema auditivo, pero raras veces está asociado con problemas graves de salud, como cáncer. En estos casos, cuando los acúfenos son el síntoma de otra enfermedad, cuando se instaura tratamiento para la patología que los ocasiona, se resuelven.

Tratamiento para los acúfenos

Los acúfenos no afectan a todos por igual: solo en los casos más graves (se calcula que en un 0,6 por ciento en todo el mundo) pueden desembocar en ansiedad, insomnio e, incluso, en un cuadro depresivo en la persona que los padece.

Sin embargo, sin llegar a estos extremos, para hacerlos más llevaderos no queda otra opción que aprender a vivir con ellos. Hay tratamientos farmacológicos disponibles, pero ninguno específico para esta afección, y los resultados dependen de cada paciente.

Los medicamentos más utilizados son corticoesteroides, vasodilatadores, lidocaína o benzodiacepinas, entre otros; también fármacos antiepilépticos y antidepresivos. Sin embargo, tal y como señalan dos revisiones bibliográficas de la Biblioteca Cochrane (2006 y 2007, respectivamente), no hay pruebas concluyentes para afirmar que estos últimos tengan un efecto beneficioso.

Otros autores han sugerido que el uso de Ginko biloba o la oxigenoterapia hiperbárica puede mejorar el suministro de oxígeno al oído interno, aunque tampoco hay todavía evidencia científica que sostenga su validez.

Otras opciones, como la estimulación magnética transcraneal, musicoterapia, la reflexología, la hipnoterapia y medicina china tradicional, incluida la acupuntura, podrían ayudar a aliviar los síntomas, aunque también dependerá de cada persona.

Y para quienes, además de acúfenos, sufren hipoacusia acentuada, el uso de audífonos mejora ambas entidades.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz