Correr es beneficioso, pero hay que conocer los propios límites

Si bien la práctica de ejercicio es un ingrediente clave para mantener una vida sana y de mejor calidad, hay que ser conscientes de nuestras características y capacidades, y conocer los límites del cuerpo. Estás recomendaciones será aún mayores si el ejercicio elegido es correr.

Correr puede ser una excelente y fácil forma de mantenerse en estado y con buena salud: no sólo ayuda en la prevención de las enfermedades cardiovasculares sino que también es útil para reducir el estrés y el cansancio acumulados por el trabajo y las actividades cotidianas.

Investigadores de la Universidad de Arizona realizaron un trabajo en el que miles de participantes sirvieron para demostrar que los niveles de estrés y fatiga se reducen a partir de sólo unos 10 minutos de carrera constante.

Es importante tener en cuenta que, si no se está acostumbrado a la práctica de ejercicio de forma habitual, es esencial conocer cuál es nuestro estado físico“, recomendó de todos modos la Dra. Araceli Boraita, cardióloga del Centro de Medicina del Deporte, del Consejo Superior de Deportes.

Así también, y para evitar consecuencias indeseadas, aunque se sea menor de 35 años, si no se está habituado a la actividad física habitual, será deseable concurrir a un médico para realizarse un electrocardiograma para detectar cualquier posible anomalía en el corazón (que puede ser incluso asintómatica).

Para los más mayores -hombres a partir de los 40 años, y mujeres, de los 50-, y que sumen dos o más factores como son tener el vicio del cigarrillo, colesterol alto, diabetes, sobrepeso o hipertensión, la Fundación Española del Corazón (FEC) recomienda también consultar con un profesional sanitario para comprobar el estado de salud.

Correr es muy beneficioso para el organismo, incluso para las personas que han sufrido alguna cardiopatía recomendamos el ejercicio físico como parte de la terapia. Eso sí, en estos casos se debe hacer un seguimiento a la persona para que ésta conozca cuáles son sus límites“, resaltó la Dra. Boraita.

Recordemos entonces que, antes de correr, hay dos recomendaciones básicas: Calentar e hidratarse. El calentamiento es esencial para prevenir posibles lesiones y predispone el cuerpo y la mentar para la actividad. Al menos, se recomienda calentar unos cinco minutos, y ten presente que esta etapa es inicial y no debe causar cansancio o fatiga sino sólo procurar un estado inicial de activación adecuado.

La hidratación, tanto antes, durante como después de la actividad, constituye otra pieza importante, todo se centra en beber abundante agua y/o bebidas naturales de manera frecuente, sin esperar a sentir sed. Además, recuerda utilizar ropa cómoda y deportiva (que favorezca la pérdida de calor corporal), así como un calzado adecuado. Ten siempre a mano agua.

Finalmente, ten presente: según la FCC, el ejercicio físico reduce factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión arterial, la hipercoleterolemia, la obesidad y la diabetes. Además, aporta un mejor desarrollo muscular, disminuye el riesgo de lesiones degenerativas del aparato locomotor (como artrosis o la osteoporosis) y reduce la incidencia la depresión o la ansiedad.

El próximo 8 de octubre organiza la II Carrera Popular del Corazón para sensibilizar a la población y fomentar la práctica física. El encuentro es en la Casa de Campo de Madrid.

Vía 20minutos.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz