Correr en primavera, consejos imprescindibles

Correr en primavera

Llega el buen tiempo y es el momento en el cual nos preparamos para realizar múltiples actividades deportivas. Porque está claro que con algo de calorcito es mucho más agradable practicar deporte al aire libre. Sin duda la primavera es una de las épocas más propicias para correr, no solo por los cambios de temperatura, sino también porque en ella se encuentran los meses previos al verano y para lucir perfectos en bañador hay que trabajarlo antes. Pero a pesar de los beneficios que nos aporta correr en primavera, siempre hay que ser precavidos y correr tomando las medidas adecuadas. Si has sacado el runner que llevas dentro, atiende a estos consejos y en esta primavera no habrá asfalto que se te resista.

Correr en primavera, lo primero cuida tu cuerpo

De sobra son conocidos los beneficios del running. Muchos estudios han revelado que las personas que corren reducen el riesgo de tener colesterol o incluso de desarrollar la diabetes. Además, ayuda a fortalecer nuestra musculatura y en general mejora bastante el sistema inmune. Si corres para cuidar tu cuerpo por dentro también debes tomar precauciones para que igualmente sea beneficioso por fuera.

En la época primaveral algunas horas son especialmente arriesgadas para correr porque los rayos del sol se emiten con más fuerza. No tienes por qué no realizar este deporte en esos momentos pero sí utilizar una crema solar para evitar daños en la piel. Recuerda echártela en las piernas, los brazos y sobre todo en la cara, puesto que es una de las partes del cuerpo más sensibles a la radiación solar. Igualmente, sal a correr con unas buenas gafas de sol. Los ojos sufren mucho cuando se ponen en contacto directo con el sol, por lo que debes protegerlos también.

Ten siempre la temperatura adecuada

Siempre que vamos a llevar a cabo alguna actividad deportiva se recomienda que de forma previa realicemos un pequeño calentamiento. Esta práctica no es por gusto de los expertos, sino porque exponer a nuestro cuerpo a un esfuerzo físico puede provocar lesiones, fracturas óseas o musculares. Tenemos que ponernos a tono antes, de ahí la importancia de unos pequeños ejercicios aeróbicos previos. En primavera esto cobra aún más importancia porque los cambios de temperatura empiezan a ser más acusados. Rápidamente conseguiremos llegar a una temperatura corporal idónea para correr, pero también nos enfriamos con facilidad. Ten cuidado con estos cambios y no finalices la actividad de golpe.

¿Qué prendas utilizas para correr?

Si eres una persona a la que le encanta el deporte te encantará tener un fondo de armario repleto de prendas para ello. Sin embargo, no todas las camisetas o pantalones son adecuadas para cualquier época del año. Como venimos diciendo, en primavera los cambios de temperatura son muy frecuentes y al igual que un día amanece soleado otro puede hacer más fresco.

La primavera para correr

Lo ideal para correr en un día de primavera es ponerse ropa ancha y transpirable. En esta época se empieza a sudar más, por lo que necesitamos prendas que evaporen el sudor rápidamente y lo eliminen sin apenas darnos cuenta. Un pantalón corto y una camiseta sin mangas suelen ser los mejores compañeros. Pero como nunca se sabe cómo va a amanecer el día no guardes aún las sudaderas o las mallas largas, porque a lo mejor tienes que echar mano de ellas en algún momento.

La importancia de hidratarse

Para llevar a cabo una actividad física siempre tienes que ir acompañado de una buena botella de agua. Es fundamental estar hidratado, puesto que nuestro cuerpo va a perder una gran cantidad de líquido y tendremos que ir reponiéndolo. Pero beber agua no es solo una práctica que se debe hacer durante el ejercicio, antes de salir a correr es bueno que también bebas aunque no tengas esa sensación de sed. Vas a notar cómo la hidratación previa te será muy útil para afrontar la carrera.

Comer tiene su momento

La alimentación es una pieza clave para todos aquellos que realizamos algún deporte. En este sentido, los runners necesitan un gran aporte de energía si quieren finalizar la carrera y que no resulte muy pesada. Antes de salir a correr te recomendamos que tomes una pieza de fruta o un zumo, pero evita las comidas copiosas. Lo ideal es que no comas nada sólido a partir de la hora y media previa al ejercicio. Deja un tiempo para que tu cuerpo haga la digestión y que así no te sientas molesto para correr.

¿Has apuntado bien estos consejos? Entonces ya no te queda nada. Vístete, ponte las mejores zapatillas y a sal a correr al aire libre. No olvides la botella de agua, ni tampoco la protección solar. Tienes un tiempo para ti, disfrútalo y ponte en forma de manera saludable. Correr en primavera es disfrutar de una de las mejores épocas del año para ello.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz