Correr con el perro

Correr con el perro 1

Hay muchas personas que acostumbran a su perro a salir a trotar con ellos, si bien puede ser una buena forma de que los canes también hagan actividad y no ganen peso, hay varios puntos a tener en cuenta.

Ten paciencia y dale el tiempo necesario

Al igual que los seres humanos, los perros necesitan un tiempo de adaptación a la actividad física, por ello tendrás que darle tiempo a tu mascota. Un entrenamiento progresivo le dará la posibilidad de disfrutar más del ejercicio y de hacerlo de forma segura, sin ponerlo en riesgo.

Si vas a introducir a tu actividad al perro lo mejor será aprovechar los paseos habituales con algunos minutos de trote suave.

Especial atención con la temperatura

Los canes sufren mucho del calor y no transpiran como los seres humanos. Su principal mecanismo de refrigeración es el jadeo, que tiene la particularidad de no ser un sistema termoregulatorio tan efectivo como la transpiración en el ser humano. Evita siempre correr con tu perro al mediodía o cuando hace mucho calor.

Hidratación

La correcta y constante hidratación es otro punto esencial. Será importante que lleves contigo agua y le vayas ofreciendo también a él.

Corre junto a él

No lo dejes atrás ni le permitas que vaya más adelante, si van a salir a correr, háganlo juntos. Por seguridad para ambos y para terceros, utiliza también correa.

Limpia

Si tu perro va a hacer sus necesidades en la ocasión, recoge con una bolsita y arroja los excrementos en un contenedor apropiado.

Obsérvalo

Observa a tu can y analiza sus conductas y reacciones. Es importante que asegures tu bienestar, el de él y el de terceros.

Si ves que tu perro jadea mucho, muestra claras señales de cansancio, no lo dudes, detente y descansen. Si su respiración no vuelve a la normalidad en unos minutos, será el momento de ponerle fin a la actividad.

Visita al veterinario

Aunque lo ponemos en último lugar, es en realidad lo más importante: antes de nada, visita al veterinario y asegúrate que la salud de tu amigo no corre ningún riesgo.

Conociendo los antecedentes de tu perro y las características de la raza, el veterinario es la persona más adecuada para aprobar la actividad y ofrecerte las mejores recomendaciones.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz