Correr, bueno para el corazón, más allá de la intensidad o el tiempo

Correr, bueno para el corazón, más allá de la intensidad o el tiempo 1

El correr siempre es beneficioso para la salud, sea que se corra rápido o despacio: según un reciente estudio norteamericano, no importa la intensidad, la velocidad o distancia que se corra, la actividad de por sí ayuda a mantener una mejor y más íntegra salud.

Las personas que corren tienen un 30 por ciento menos de mortalidad, por cualquier causa. No es novedad que la actividad física es una de las formas más accesibles que se tienen para prevenir enfermedades del corazón y una de las claves para una vida saludable en general.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que para que estos beneficios sean significativos se debe correr al menos 75 minutos por semana, sin embargo, este trabajo encontró resultados positivos en tiempos menores.

Partiendo de esta base, los investigadores de la Universidad del Estado de Iowa (Estados Unidos) estudiaron a 55.137 adultos, de edades entre los 18 y 100 años, durante unos 15 años para determinar si existe una relación entre el funcionamiento y la longevidad.

Los datos se extrajeron del Aerobics Center Longitudinal Study, donde se solicitó a los participantes que hicieran un cuestionario sobre sus hábitos de vida y de actividad física.

En comparación con los no corredores, los corredores mostraron un 30 por ciento menos de riesgo de muerte por todas las causas y un 45 por ciento menos de riesgo de muerte por enfermedad cardiaca o un derrame cerebral. Aún más, los activos vivían un promedio de 3 años más en comparación con los más sedentarios.

Los autores concluyen que la actividad física es esencial y que hay que promover una vida activa entre la población, como factor de prevención para enfermedades cardiovasculares, tanto como el evitar el tabaquismo, la obesidad o la hipertensión para reducir el riesgo de mortalidad en la población.

Los beneficios de este ejercicio son los mismos sin importar el tiempo, la distancia, la frecuencia o la velocidad de los que informaron los participantes, además que los efectos positivos sobre la salud fueron iguales independientemente del sexo, la edad, el índice de masa corporal, las condiciones de salud, el tabaquismo o el consumo de alcohol.

En concreto, el estudio –que se publicó en el Journal of the American College of Cardiology– mostró que los participantes que corrieron menos de 51 minutos, menos de diez kilómetros, a menos de 10 kilómetros por hora o sólo una o dos veces por semana tuvieron un riesgo menor de morir en comparación con los que no realizaban actividad.

El autor principal de este estudio, Duck-chul Lee destacó que los corredores que corrían menos de una hora a la semana tenían el mismo beneficio en la mortalidad que los corredores que corrieron más de tres horas semanales.

Correr puede ser una mejor opción de ejercicio que los ejercicios de intensidad más moderada para las personas sanas pero sedentarias, ya que produce similar, si no mayores, beneficios contra la mortalidad con entre cinco a 10 minutos en comparación con entre 15 a 20 minutos por día de actividad de intensidad moderada que muchos encuentran que consume demasiado tiempo“, concluyó Lee.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz